Home / Opinion / Artículos / 100 días de gestión administrativa

100 días de gestión administrativa

Por: Eddy Arias /

mi-foto-eddy-arias-23-11-2016-cuadrada-1

La vida nos enseña a vivir el día a día, a comprender como cambian las cosas con el tiempo o a su paso, así como a aprender que nada es estático, además de que estamos montado en un tren, donde unos suben y bajan en la primera estación, otros bajan en la siguiente y ya no los vemos, luego nos toca bajar a nosotros.

No hay que ser científico de la NASA, ni ser clarividente, un investigador profesional o un gran intelectual; solo necesitamos estar vivos, como simples mortales que transitamos por la tierra, en una misión que nos ha encomendado Dios y que solo él sabe la que nos corresponde.

100 días, no es más que un efímero período que los políticos dominicanos han popularizado y que algunos mal interpretamos, al pensar que es la duración de cualquier gestión. Otros entienden que es lo que determina el éxito o el fracaso de una autoridad electa por un período de 4 años. Algunos entienden que todo terminó con este plazo mediático.

No debemos olvidar que los 100 días, su real marca inicial, fue dada a que durante ese período, la autoridad designada por el voto de los ciudadanos, pueda ejercer el inicio de la administración para la que fue elegido, sin ataques frontales, protestas públicas, demandas, exigencias, entre otras acciones que pudieran perturbar la intención de realizar un buen arranque y pueda dedicarse a organizar lo encontrado.

Debemos saber que los mal interpretados 100 días, no son específicamente para invertir todo el presupuesto de un año, por demostrar que hará una buena gestión; esto sin dejar pasar por alto que “NO SERA EL MEJOR ADMINISTRADOR, EL QUE HIZO MUCHAS COSAS EN CIEN DÍAS”, que equivalen a 3 meses y 10 días (aproximadamente), sino quien logre satisfacer las expectativas de la gente en los restantes 3 años y cinco meses, porque está demostrado que, la evaluación del pueblo estará favorable o contraría en la medida que se comporta la administración en el trayecto y final de la gestión, que es donde se pueden sacar las reales conclusiones.

Ya está escrito en algunos medios, nadie está obligado a realizar un informe de las realizaciones de los llamados 100 días y quienes lo hacen, solo es como una forma de dar a conocer sus logros, per c, sin que esto implique un requisito “sine qua non” que conllevaría alguna sanción si se omitiera.

En el caso particular de nuestro municipio, el comunicador acucioso y controversial, pero responsable y objetivo, Ramón Read Fernández, acaba de dar a conocer, por su experiencia municipal de largos años ligado a estos medios: “En honor a la verdad, ningún sindico de Villa Altagracia ha dado un informe de sus primeros cien días. No lo hizo Pedro Peralta (EPD), no lo hizo Rojas Nina, no lo hizo Matía Pérez Santana, no lo hizo Willian Lizardo (EPD), no lo hizo Teófilo Navarro (EPD), no lo hizo Frank Rodríguez, no lo hizo Ramón de la Cruz, no lo hizo Papo Chacón, no lo hizo Juan Ortiz, para citar los del 1966 a la fecha. ¿Quieren que diga que lo hicieron, sin haberlo hecho?”.

Aunque el comunicador omitió al recién saliente, Luis Miguel Méndez Restituyo (Luís Pavolo), que tampoco lo hizo. Pero si informó a su salida que dejaba 19 millones en deudas, que en dos semanas de gestión se fue descubriendo la realidad y arrojó que eran, por el ocultismo que existía de la realidad, llegando a más de 22 millones, que la actual gestión ha tenido que enfrentar para salir adelante.

100 días que afrontaron, con los créditos cerrados, por falta de pago a suplidores municipales y que por la credibilidad del alcalde actual ha podido enfrentar.

100 días que con precariedades y dificultades económicas, el Alcalde Municipal Dr. Edwin Ferreira, ha venido manejando, para echar el pueblo hacia adelante, sin hacer caso a las críticas de los que no soportan que quienes administran hagan las cosas a su manera, con pulcritud.

En mi caso particular, quiero dejar sentado, que creo en los resultados positivos de la gestión que encabeza Ferreira, que con un equipo de hombre que le acompañan, logrará hacer una gestión diferente y que al final de su administración podremos disfrutar de la satisfacción por la diferencia entre el antes y el después.

No quiero despedir este escrito, sin destacar que en todos los actos de la vida, lo más importante no es el inicio, siempre lo será su final, la evaluación es cuando termina.

Un buen estudiante llega al salón de clase con debilidad en el aprendizaje y al cabo del tiempo puede llegar a ser graduado “summa cum laude”, porque finalizó su carrera de manera excelente.

Yo sigo creyendo en usted, señor alcalde y los medios que dirigimos estarán siempre al servicio de las mejores causas de nuestro pueblo, al que Dios le encomendó dirigir por este período de 3 años y 8 meses.

Porque quiero que Villa Avance, seguiremos apoyando las ejecutorias del ayuntamiento municipal, estaremos publicando todas las cosas positivas que realice a favor de Villa Altagracia.

“Villa Altagracia merece estar mejor”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*