Home / Globales / #BOMBA! Marcelo Odebrecht comienza a hablar bajo sistema “delación premiada”; Terror en Brasil y dominicana?

#BOMBA! Marcelo Odebrecht comienza a hablar bajo sistema “delación premiada”; Terror en Brasil y dominicana?

Marcelo Odebrecht

El programa de “delación premiada” ha acogido a nuevos miembros. Además de los denominados “doleiros” –operadores de lavado de dinero– ahora se ha unido el expresidente de Constructora Norberto Odebrecht, S.A. Marcelo Odebrecht, así como varios ejecutivos de esta empresa que fueron condenados en marzo pasado, junto con el empresario.

Odebrecht financió campañas de 200 políticos de 18 partidos

Marcelo Odebrecht y ejecutivos de la compañía ‘colaborarán’ con la Fiscalía

Cae ejecutivo de Odebrecht que controlaba cuentas en Panamá

Operativo anticorrupción en Odebrecht; 15 personas detenidas

El hombre de Odebrecht en Panamá

Fuentes vinculadas al caso en Brasil informaron a IDL-Reporteros (en Perú) que Marcelo Odebrecht pactó ser parte del programa de “delación premiada”, que consiste en decir todo lo que saben a los fiscales y cooperar con ellos en las investigaciones a cambio de una reducción de condena.

De acuerdo con las fuentes, Marcelo Odebrecht, si coopera plenamente, saldría de la cárcel cumpliendo un mínimo de la sentencia.

Otros tres ejecutivos de la constructora brasileña –Márcio Faria, Rogério Araújo y Alexandrino Alencar– también se habrían acogido al programa de delación premiada, confirmaron las mismas fuentes a IDL-R.

Los fiscales de Brasil concentran su atención en políticos de su país, entre ellos, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, pero sin olvidar las presuntas operaciones ilegales de Odebrecht, como el pago de sobornos a políticos extranjeros, para lo cual, las cuentas bancarias que controlaba la empresa en Panamá, serían clave.

A estas diligencias en Brasil se suman ahora las de las autoridades de Suiza, que han solicitado a Panamá cooperación en torno a Odebrecht, luego del arresto a principios de año de la persona que controlaba en Panamá dichos fondos: Fernando Migliaccio.

ODEBRECHT DEJA EL SILENCIO

Cuando el pasado 22 de marzo, martes, la empresa brasileña Constructora Norberto Odebrecht, S.A. anunció que había decidido ofrecer una “colaboración definitiva con las investigaciones” en la Operación Lava Jato, Marcelo Odebrecht llevaba varias semanas negociando este acuerdo, pero los términos de su declaración eran inaceptables para los fiscales.

El expresidente de la constructora transnacional brasileña llegó a un acuerdo de ‘delación premiada’ para reducir su condena.

Pero el acuerdo se concretó poco después. Desde hace varias semanas, Marcelo Odebrecht viene colaborando con los fiscales, confirmaron fuentes vinculadas al caso a IDL-Reporteros, en Perú. Y no solo él. Varios otros ejecutivos de la empresa constructora brasileña pactaron acuerdos de delación premiada, lo que supone que los fiscales brasileños tendrían trabajo hasta el próximo mes de junio, cuando Marcelo Odebrecht cumple un año –el 19 de junio– de estar en prisión, indicaron las mismas fuentes.

INCONDICIONALIDAD

¿Qué provocó que Marcelo Odebrecht –quien hasta entonces se había mantenido inflexible– decidiera cooperar bajo los términos de los fiscales?

En primer lugar, Marcelo Odebrecht para entonces enfrentaba una condena en firme de 19 años y 4 meses de cárcel, tras ser hallado culpable de corrupción, lavado de dinero y asociación para delinquir.

En segundo lugar, Constructora Odebrecht anunció unilateralmente su deseo de cooperar, luego de que ese mismo día –el 22 de marzo– la Policía Federal brasileña allanara los despachos y las viviendas de decenas de directivos de Odebrecht.

En total, fueron 110 procedimientos en nueve Estados contra las oficinas y domicilios de funcionarios de Odebrecht, que incluían 11 órdenes de prisión temporal, 4 preventivas y 28 de detenciones para interrogatorio.

Paralelamente, una secretaria de Odebrecht, Maria Lúcia Tavares –que se había acogido previamente al programa de “delación premiada”– ayudó a la Policía a descubrir un departamento, alojado en las entrañas de la empresa constructora, dedicado a pagos irregulares.

La Policía Federal de Brasil descubrió que altos ejecutivos del grupo Odebrecht operaban un sistema de contabilidad paralela llamado “Sector de Operaciones Estructuradas”, para pagar sobornos, que contaba hasta con su propio sistema electrónico. Producto del hecho, más de media docena de ejecutivos de Odebrecht fueron detenidos.

Con este panorama, y con la posibilidad de que los investigados llegaran a acuerdos de delación premiada, Odebrecht hizo entonces su movida, acelerando un acuerdo de delación premiada que le permitiría a Marcelo Odebrecht –con su cooperación incondicional– reducir su condena de 19 años de presión a unos cuantos años, según las fuentes consultadas por IDL-Reporteros.

Es decir, que el expresidente del coloso de la construcción brasileño podría salir de la cárcel el próximo año, ya que él lleva en prisión casi un año. Su detención se dio en junio de 2015.

LOS OBJETIVOS

Las fuentes explicaron que el proceso de delación –los interrogatorios– podría culminar en junio próximo. Hasta ahora, los fiscales brasileños tratan de llegar, a través de Marcelo Odebrecht hasta políticos brasileños que están siendo investigados en el marco de la Operación Lava Jato, para lo cual, los testimonios del expresidente de la constructora son clave, pues ahorraría meses de pesquisas.

Uno de los principales blancos de la investigación es, sin duda, el exgobernante Luiz Inácio Lula da Silva, de quien se sospecha utilizó su prestigio para hacer lobby a favor de Constructora Norberto Odebrecht.

Igualmente, los fiscales están interesados en otros políticos –en especial del gobernante Partido de los Trabajadores–, algunos de los cuales ya están en prisión.

A acuerdos de delación premiada también han llegado varios personajes que trabajaron para Odebrecht, como Márcio Faria da Silva y Rogério Santos de Araújo, quienes fueron condenados junto con Marcelo Odebrecht en marzo pasado, así como Alexandrino Alencar.

Pero si bien Lula es prioridad en la la lista de los investigados, no menos importantes serían las declaraciones de Marcelo Odebrecht y los ejecutivos, que han pactado acuerdos de delación premiada en torno a las operaciones ilegales del pago de sobornos fuera de Brasil bajo sus respectivas gestiones en la empresa.

POLÍTICOS EXTRANJEROS

Ello implicaría delatar –en caso de haberse dado– a los políticos extranjeros que habrían recibido sobornos, ocultos a través de sofisticados y complejos esquemas, cuyo final era el lavado de activos. El dinero terminaba en cuentas bancarias a nombre de sociedades offshore en el extranjero, como fue el caso de los exejecutivos de Petrobras Paulo Roberto Costa, Renato Duque y Pedro Barusco, quienes recibieron dinero sucio en Suiza, pero haciendo escala en Panamá.

BANCA PANAMEÑA

En efecto; las cuentas bancarias de estos personajes eran alimentadas con fondos que provenían de la sociedad panameña Constructora Internacional del Sur, S.A., una compañía que los fiscales de Brasil han probado inequívocamente que no solo era controlada por Odebrecht, sino que fue utilizada en los esquemas de lavado para el pago de sobornos.

Los fiscales han identificado, al menos, dos bancos con los que trabajó esta sociedad en Panamá: Multicredit Bank y Credicorp Bank. En el primero, Constructora Internacional del Sur mantuvo dos cuentas durante dos años cada una. Por ellas pasaron poco más de 9 millones de dólares.

En el segundo caso, en Credicorp Bank, Odebrecht habría hecho la mayor cantidad de operaciones, lo que implicó un flujo de capital inusual, ya que probablemente por este banco pasaron en solo cinco años más de 40 millones de dólares sin que hubiese alarmas hasta finales del año pasado, cuando se dieron las primeras revelaciones públicas sobre el dinero sucio que transitó por esta entidad, tras lo cual, el banco habría elaborado un reporte de operaciones sospechosas que remitió a la Unidad de Análisis Financiero (UAF).

Justamente, el año pasado –en marzo– Brasil solicitó cooperación a Panamá sobre las cuentas bancarias que manejó Constructora Internacional del Sur, S.A. en la banca panameña, información que habría recibido Brasil del Ministerio Público de Panamá a principios de este año y solo de manera parcial, a pesar de la existencia de reportes de operaciones sospechosas en la UAF que elaboraron ambos bancos.

Sobre la cooperación que ha brindado Panamá a Brasil –después de la ayuda brindada por casi 30 países– los fiscales brasileños no tienen más que decepción, a tal punto de que se han quejado del obstáculo que ha sido Panamá en las investigaciones.

Pero las cosas podrían cambiar radicalmente, en cuyo caso, la cooperación de Panamá no sería entonces tan necesaria, ya que Marcelo Odebrecht y los exejecutivos de su empresa empezarían a dar luces del papel clave que habría jugado Constructora Internacional del Sur, S.A. –en la banca panameña– en los esquemas de lavado de activos, de los cuales solo se ha podido identificar el destino de 3 millones de dólares, mientras que los restantes 45 millones de dólares tienen paradero desconocido… por ahora.

SUIZA INVESTIGA

La investigación sobre el rol de la banca panameña en estos esquemas de lavado de Odebrecht aparentemente tiene otro frente. Ahora las autoridades de Suiza –a partir de la información que le ha brindado y solicitado Brasil– ha abierto sus propias pesquisas.

Hace poco, Panamá habría recibido una rogatoria de las autoridades helvéticas –al igual que la habrían recibido Holanda, Liechtenstein y Brasil– a fin de obtener información sobre el destino final de millones de dólares depositados en cuentas cifradas de empresas offshore ligadas a Odebrecht.

Esta ayuda que solicita Suiza quizá esté ligada a la detención –el 17 de febrero pasado– de Fernando Migliaccio da Silva, identificado por los fiscales de Brasil como uno de los ejecutivos de Odebrecht que tenía control sobre una cuenta bancaria de Constructora Internacional del Sur, S.A. en Credicorp Bank, la No. 4010177279.

Migliaccio da Silva fue trasladado con su familia por Odebrecht a Estados Unidos –cuya permanencia en aquel país pagó íntegramente la empresa– tras revelarse, en junio de 2015, la décima cuarta fase de la Operación Lava Jato, que llevó a Marcelo Odebrecht a la cárcel.

El ejecutivo de Odebrecht también controlaba cuentas de Klienfeld Services, Ltd., que recibió fondos de sociedades de Odebrecht que alimentaron –vía Panamá– las cuentas bancarias que tenían en Suiza los ejecutivos de Petrobras que eran coimeados por Odebrecht.

Hasta este momento se desconoce si Migliaccio da Silva ha cooperado con los fiscales de Suiza, aunque lo que está en firme son las solicitudes de ayuda sobre Odebrecht que las autoridades del país europeo han hecho a Panamá y otros países. Ahora está en manos de Panamá cooperar.

Rolando Rodríguez B. / Diario La Prensa.

2 comentarios

  1. Como es eso de que leonel podria ser candidato en el 2020?
    eso segun almeyda , pues segun veo este pais no tiene esperanza de que lo gobierne una persona honrada? ,

  2. Hay muchas cosas que debemos analizar referente a las
    aspiraciones politica , pues tenemos 26 partidos politico
    y cada dirigente de esos partidos quieren ser presidente ,pero
    hay aulgunos de ellos que no reunen condiciones para ser nada
    que no sea empantanar mas a este pais , pues son comerciantes
    de la politica y los ventorrillos que tienen como partido es
    para venderlo y obtener una plaza de rentabilidad en el gobierno
    no importa cual sea , yo pregunto , no habrà una forma de hacerle
    frente a este sistema , entendiendo que tienen derecho , pero
    no reunen las condiciones para tales fines .

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*