Home / Opinion / Artículos / ¡CUALQUIERIZACION DE LOS PUESTOS PÚBLICOS Y ELECTIVOS!

¡CUALQUIERIZACION DE LOS PUESTOS PÚBLICOS Y ELECTIVOS!

Muchas de las funciones y puestos públicos de nuestro adorado país tienen sus requisitos. Por ejemplo hay varios apostados que requieren un licenciado, un ingeniero, un doctor (en diversas ramas) y otras profesiones que por su naturaleza hacen adecuado tener a un erudito de dicha área.  Por igual en la generalidad de los cargos de designación Estatal es preferible que la ética prevalezca, que la cordura sea la bandera a enarbolar de quien esté en un compromiso, representando al Estado y su gente.

Daygorod Fabian

Daygorod Fabian

En otros casos no es necesario ser una persona preparada, solo basta con estar pegao con el grupo hegemónico del momento. Este punto junto con la profesionalización que debe arropar al Estado y sus actores ha sido combinado. Ahora disfrazan designaciones, de profesionalidad, cuando todos sabemos que quienes han sido designados no es por méritos o cualidades intelectuales sino por favores políticos que deben ser pagados con un puesto o una botella.

Miremos el caso del MINERD, es cierto que el concurso de oposición abarca los aspirantes a docentes y es de una transparencia, que a mi entender es incuestionable. Pero ¿Por qué los Técnicos Distritales, que son sujetos con mayor jerarquía que el docente, no van a concurso? ¿Por qué no concursan los Directores Distritales y Regionales? La respuesta es Obvia: la política está metida para el favoritismo clientelar. Debo admitir que al menos en estos casos muchas de las personas que ocupan estos puestos tienen la preparación de lugar.

Ahora, fijémonos en los Gobernadores Civiles, en los Encargados de los Planes Sociales de la Presidencia entre otros puestos. En su generalidad estos puestos adolecen no solo de profesionalidad, sino también de ética, de carácter, de personalidad para un puesto donde esa persona se convierte en la máxima representación del Estado y del Presidente. Claro, debo señalar que cuando hablo de profesionalidad, para este tipo de funciones, no me refiero estrictamente a títulos académicos, sino al desempeño pulcro de una ocupación que merece todo el respeto del mundo.

Considero que cuando una persona va a ser designada o elegida popularmente en representación de una colectividad, de un Municipio, de una Provincia o del Presidente mismo debe ser alguien, que dentro de las imperfecciones humanas, sea incuestionable, de un pasado no funesto e inescrupuloso,  de convicciones democráticas, no amante al nepotismo. En ese sentido ¿Son los representantes de los puestos que mencione con anterioridad actores con las cualidades que cite líneas más arriba?…

Lamentablemente algo muy protervo pasa en los cargos de elección popular y es que prepondera el dinero, de quienes procuran la pobreza de la mayoría para poder usar ese mal social mediante neveras, estufas, iniciales de motocicletas, ron, drogas, y transmutar eso en votos.  De tal forma que quien llega a la posición electiva no es quien más puede solucionar problemas colectivos ni quien más preparación tenga, sino quien pueda comprar más conciencias con dadivas, para lograr el voto y una vez obtenido su propósito se esfuman de la demarcación que los vio ganar.

…..!Afectados!

  1. a) EL GOBIERNO: Elementalmente por dos (2) razones y una de ellas es que carga al mismo de funciones bien remuneradas, pero mar ejercidas. Y en segunda instancia, cuando el Estado en sí no funciona bien, producto de las designaciones políticas – clientelares y la concentración absoluta del poder en una sola mano, tendremos como resultados: Anarquía o Dictadura. Precisamente uno de esos dos caminos son los que trayectamos actualmente, ya que las cosas no funcionan del todo bien y lo que poco que funciona está concentrado en un solo lado. No me hago el tonto, si un partido llega al poder es para colocar a su gente.

  1. b) EL PUEBLO: Este pierde moral para exigirle a la autoridad electa,  pues por adelantado colocó precio a su voto, y quien gane entra en una fase de recuperación de lo gastado en campaña.

Lo que si vaticino es que los que sean colocados tengan las debidas cualidades intelectuales y éticas, además de las políticas. De no ser así llegaremos a una Parálisis Política, precisamente este es el nombre de mi siguiente artículo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*