Primera Plana

Declaración Ministro Energía y Minas Antonio Almonte

Desde la pasada semana, los dominicanos y dominicanas hemos sido seriamente afectados por frecuentes y perjudiciales interrupciones del servicio eléctrico, o simplemente apagones.

Las autoridades del servicio eléctrico nacional estamos muy conscientes de las implicaciones negativas de dichas interrupciones en el desenvolvimiento de la vida cotidiana de la gente, así como en las actividades productivas y de los servicios en general, incluyendo los de salud, educación y seguridad.

En ese sentido, es nuestro deber informarles, cómo lo haremos a continuación, las causas determinantes de la inestabilidad e insuficiencia del servicio eléctrico dominicano.

Los apagones se deben a una inesperada gran caída de la generación de electricidad en el país. Debemos recordar que las distribuidoras no producen electricidad y que solo pueden distribuir la energía que los generadores les colocan en las redes.

Las causantes de ese déficit de generación han sido las salidas de operación de algunas plantas eléctricas por averías importantes en sus sistemas; otras para mantenimiento programados desde el 2019; algunas por falta de combustibles debido a imprevisiones en el suministro de combustibles y, finalmente, a que las tres unidades de San Pedro de Macorís, antigua Cogentrix, estaban sometidas a un proceso de conversión para comenzar a producir con gas natural.

Esa combinación de dificultades e imprevisiones significó que, durante algunos días el sistema ha tenido hasta más de 800 MW fuera de servicio, en comparación con la producción del parque regular de generación.

En la semana que transcurre todavía mantenemos fuera de servicio más de 500 MW de la capacidad regularmente disponible.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar