Home / Locales / DOMINGUEZ BRITO: VINCULADO A LA CORRUPCIÓN EN EL PASADO?

DOMINGUEZ BRITO: VINCULADO A LA CORRUPCIÓN EN EL PASADO?

FOTO DE FRANCISCO DOMINGUEZ BRITO

Por: Marcos Jose Nuñez.

El 7 de enero del 2013, hace más de dos años, salió publicada en la mayoría de los periódicos de circulación nacional, una carta dirigida al Presidente de la República, Lic. Danilo Medina,  por parte del C.E.O. (Presidente) del Grupo Empresarial “BOCEL”, el Sr. Rubén Reynoso quejándose, no solo de las debilidades de nuestro sistema de justicia, sino de la participación irregular y directa en un litigio iniciado por el Grupo Bocel, de nada más y nada menos que Pedro Domínguez Brito, hermano mayor del Procurador General de la República y de la oficina de abogado de ambos, con sede en la ciudad de Santiago.

Entre otras cosas, Rubén Reynoso explica en su misiva, la extraña excarcelación de que fue objeto Carlos Lama Seliman, acusado de estafa y abuso de confianza por más de 4 mil millones de pesos en contra de Molinos Valle del Cibao, una subsidiaria del Grupo Bocel. El imputado fue liberado por un juez interino a cargo de conocer su caso, mediante un procedimiento de índole administrativo, cambiando el tipo de medida de coerción de prisión preventiva a una medida de libertad restringida. El nombre del juez interino de la Cuarta Sala Penal del Juzgado de Primera Instancia de Santiago es Henry Domínguez. Peligrosa coincidencia.

Y es que resulta muy extraño, luego de ocho años de estar detrás de la pista de Carlos Lama Seliman, quien fue capturado en Colombia y extraditado a nuestro país por los delitos que le son imputados, este haya recibido una variación de medida coercitiva con suma facilidad, máxime el hecho de que el abogado de la defensa del encartado, Carlos Lama Seliman, lo ha sido Pedro Domínguez Brito, hermano del Procurador General de la República.

FOTO DE CARLOS LAMA SELIMAN ACUSADO POR GRUPO BOCEL

Carlos Lama Seliman.

Esta situación es a todas luces, un aparente acto sutil de corrupción que establece unos niveles peligrosos de influencia jerárquica en el sistema judicial para obtener resultados favorables a clientes de la oficina Domínguez Brito & Asociados. Según explico Rubén Reynoso en su carta al presidente, “La conducta de todo el sistema judicial en Santiago respecto al imputado cambio, desde que la oficina del hermano del Procurador General asumió la defensa de Lama Seliman”. Además, Reynoso añade que “luego de tres sentencias ratificatorias de prisión preventiva, la situación jurídica de Carlos Lama Seliman cambio y por vía de una decisión que no fue tomada en una audiencia de revisión como manda la ley, sino que fue una orden administrativa del juez interino”. Esto explica claramente, que el proceso penal se vio alterado y el juez quizás intimidado por la presencia como parte de la defensa, de un abogado con evidentes vínculos sanguíneos (hermano) con el máximo representante del ministerio público nacional.

Las influencias políticas que da el cargo de Procurador General a Francisco Domínguez Brito y el poder jerárquico adicional por ser miembro del Consejo Nacional de la Magistratura (instancia política para evaluación, nombramiento y remoción de jueces en toda la geografía nacional), son una gran ventaja de la que evidentemente se habria prevalido la oficina jurídica que fundara el Procurador General y que hoy es dirigida por su hermano, para posiblemente distorsionar el normal funcionamiento del poder judicial dominicano. Está claro que la exigencia que hizo Rubén Reynoso al Presidente de la República, Danilo Medina, buscaba que este llamase a la atención de forma disciplinaria a Francisco Domínguez Brito para que desistiesen, tanto el cómo su hermano, de perjudicar el desarrollo del proceso penal en contra de su requerido, Lama Seliman, otorgando una especie de libertad restringida, a partir de la cual se le permitió incluso salir del penal de Rafey los fines de semana, sobre todo a partir del momento en que el hermano del procurador, logro en circunstancias oscuras, una variación de la prisión preventiva para un imputado que le fue denegada esa petición en numerosas ocasiones, por el principio de “peligro y riesgo de fuga”.

FOTO DE PEDRO DOMINGUEZ BRITO

Pedro Dominguez Brito.

Como se puede ver, Pedro Domínguez Brito ha debido asumir una “vacatio” de ejercer el derecho en materia penal exclusivamente para evitar que la innegable influencia de su hermano pueda cambiar el curso de los diferentes procesos penales llevados por la oficina jurídica que ambos abrieron en 1994. Al no hacerlo, Pedro Domínguez Brito y su hermano el Procurador General, debieron cerrar entonces la oficina de abogados que ambos crearon, como muestra de honestidad y ética en el ejercicio del derecho, absteniéndose de usar alegadas ventajas políticas para provecho de su ejercicio privado. Es evidente que podría existir una grave implicación de un delito conocido como “prevaricación”, una forma de corrupción al amparo de los beneficios que da el ejercicio de una función del Estado. En situaciones como esta, lo menos que pudo haber hecho el señor procurador fue renunciar.

CONTINUARA…

Un comentario

  1. Ayyyy, Francisco Domínguez Brito, ya decia yo que es dificil andar en la mieda sin cagarse los pies.
    ¿Que dice usted a eso señor Procurador?, lo que dice Reinoso es grave, pero muy grave.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*