Editorial

#EDITORIAL: El oportuno acercamiento entre República Dominicana & China Popular

El Gobierno de la República Dominicana encabezado por el honorable Señor Presidente, Lic. Luis Abinader ha iniciado un proceso de acercamiento prudente y necesario con la República Popular China, luego de que se conociera esta semana de que el mandatario dominicano, habría conversado con el presidente chino, Xi Jinping, para agradecer las facilidades para la obtención de lotes de vacunas a ser utilizadas para paliar la situación pandémica resultante del Covid-19.

Según trascendió, ambos presidentes además intercambiaron pareceres sobre la situación general del país y la posibilidad de ampliar el intercambio comercial entre nuestras dos naciones, sobre todo por el hecho de que la República Popular China está consolidándose como la segunda economía del mundo de manera individual -rivalizando de cerca con quien está en primer lugar todavía- y la nación más prospera de toda Asia, con una amplia carpeta de ayudas y financiación a naciones menos desarrolladas de todo el orbe y continentes enteros, como en el caso de África.

No obstante, queremos sugerir sin ninguna pretensión particular, que si bien es cierto que China Popular es una realidad insoslayable, nuestro país debe tener cuidado al fortalecer sus vínculos con esa gran nación de oriente, lo cual parece lógico y muy necesario en este momento pero, que luego podría ser inconveniente, dado que las pretensiones de esa poderosa y admirable nación de los amarillos es suplantar en la práctica el espacio que ellos entienden irán abandonando los Estados Unidos en occidente, lo que a fin de cuentas seria tanto imperialismo, como el que se le endilga a nuestros tradicionales amigos del Norte de América.

Una excesiva dependencia tanto de una potencia como de la otra, no es del todo adecuado, más cuando el multilateralismo es la tendencia que define la interacción de los países de la comunidad internacional en estos tiempos. Sabemos y tenemos claro que el gobierno actúa con pies de plomo, tomando como referencia el principio de la amistad, la cooperación, reciprocidad y el respeto que debe primar entre las naciones, pero siempre debe ser tomando en cuenta la circunstancial realidad geopolítica mundial, la diversidad en nuestras relaciones internacionales y sobretodo, los mejores intereses de nuestro país a mediano y largo plazo.

Nuestro medio de comunicación, apoya totalmente la decisión correcta y oportuna del gobierno del presidente Abinader al ampliar sus relaciones con el gigante asiático y reconoce al mismo tiempo al ex presidente de la república, Lic. Danilo Medina, como el artífice inicial de la existencia de las relaciones diplomáticas, aunque no huelga decir, que pagó el precio de establecer dichas relaciones, al hacerlo de manera imprudente, en un momento álgido en el tenso enfrentamiento iniciado entre Estados Unidos y China Popular, situación que en menor medida, aún se mantiene.

Por último, debemos acotar de que en la pasada gestión, no hubo un manejo diplomático adecuado de la ruptura frente a nuestro antiguo aliado, la Republica de Taiwán, país que está en conflicto con China Popular pero que a lo largo de casi 80 años de relaciones diplomáticas con República Dominicana, fue el segundo o tercer país después de Estados Unidos, que más cooperación internacional en préstamos y cuantiosas donaciones otorgó a nuestro país para mejorar sensiblemente nuestro índice de desarrollo humano. Ojalá que sin afectar las relaciones con China Popular, se pueda dar alguna satisfacción consolatoria a nuestro viejo aliado insular asiático.

De todas formas, esperamos sea de gran provecho para el país, este interesante nuevo capítulo de nuestra historia diplomática y geopolítica, cuyas frescas páginas se abren expectantes ante nosotros.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar