Home / Opinion / El buen servidor público

El buen servidor público

Por: Daygorod Fabián/

Daygorod Fabian

Daygorod Fabian

En la República Dominicana las funciones públicas se tienen revestidas de predilección e incompetencia de parte de sus ocupantes (no todos). Ante la gran ola de modernidad, de expectativas y por su puesto de deseos de calidad de parte de los que reciben los servicios el Servidor Público debe convertirse en propulsor de los derechos humanos, gestor de buenas iniciativas y viabilizador de la buena gestión de gobierno – Municipal, Provincial o Nacional – .

La actitud de cambio en la función pública debe estar escoltada de un dilatado sentido moral; las labores del Servidor Público deben ser una referencia para futuro y un motivo para los que requieran un servicio de parte del servidor tenga razones suficientes para creer en la buena calidad de lo que intiman.  Alejandro Ordóñez Maldonado, Quien fue Procurador General de Colombia, ha expresado que para que estos propósitos se logren, es necesario crear equipos de trabajos solidarios y que busquen las principales quejas de la población para que estas sean atendidas en la brevedad posible.

 Las cualidades que deben adornar al Servidor Público son muchas pero algunas de las principales son: la amabilidad, la cortesía, la ética, el dominio de sus funciones, la cultura organizacional, la buena gestión administrativa y una extraordinaria disciplina. ¿Son esas las cualidades de nuestros Servidores Públicos? Si realizamos un análisis profundo a los Senadores, Diputados, Alcaldes, Ministros, Viceministros y demás puestos públicos sólo veremos lo contrario: poca sociabilidad con los solicitantes de servicios, poca cortesía, actos antiéticos, no dominan sus funciones, no hay organización, muy mala gestión administrativa y muy poca disciplina.

¡Creo firmemente que eso debe de cambiar!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*