Home / Opinion / El individualismo en el PRM

El individualismo en el PRM

Por JUAN T H/

FOTO DE JUAN TAVERAS HERNANDEZ

Se supone que el Partido Revolucionario Moderno (PRM) surgió como antítesis del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y del Partido Reformista, (PRSC), incluso, con una ideología y una práctica cotidiana que lo diferenciara de sus contrarios.

Sin embargo, penosamente debemos admitir que no ha sido así, que su ideología, de existir, no está claramente definida, que su accionar no se distancia mucho de sus opositores; más bien se asemejan y se entrelazan. El PRM, en los hechos es más de lo mismo. No hace la diferencia. Más que un proyecto político, se la suma de apetencias y ambiciones personales, con excepciones honradas que siempre existen. Pero como dicen, “una golondrina no hace verano” aunque lo anuncie.

La forma de escoger a sus candidatos, como lo hizo el PLD, el PRD y el PRSC, fue antidemocrática al utilizar métodos que vulneraban el principio constitucional que otorga a los ciudadanos el derecho a elegir y ser elegido, lo cual habría evitado muchos de los conflictos que hoy se presentan y que amenazan con el triunfo de Luís Abinader y Carolina Mejía en las próximas elecciones.

Un proyecto político de cambio estructural debe unir a sus integrantes en una lucha común, siguiendo un solo propósito, una meta que en este caso es derrotar y sacar del poder el nefasto PLD. Pero en el PRM los intereses personales priman sobre los del país. Cada quien lucha por sí mismo. Le importa un bledo el resto. ¡Sálvese quien pueda! Parecen gritar aferrados a sus aspiraciones.

Lo he dicho otras veces: El pueblo no gana nada con que Juancito Trucupey sea regidor, diputado, alcalde o senador; el pueblo gana si el PRM triunfa, si Luís Abinader resulta electo presidente de la República. (El todo es más importante que cualquiera de sus partes, dice un axioma).

El individualismo es un fenómeno que impide el desarrollo de las sociedades modernas que apuntan hacia la socialización o la colectivización de los bienes y servicios que debe proveer el Estado a través de sus diferentes instituciones.

¿Para qué sirve un regidor en la capital si el candidato a la alcaldía pierde? ¿Qué beneficios da un diputado o un senador si el partido que lo postula no obtiene mayoría en ambas cámaras?

Resolverán sus “problemas” gracias a los privilegios y prebendas que conseguirán, pero el pueblo seguirá jodido empobreciéndose cada vez más mientras los dirigentes del PLD continúan acumulando fortunas al amparo de la corrupción y la impunidad que los protege.

Es necesario retomar el ideario y el ejemplo del Padre de la Patria que lo dio todo a cambio del bien común, que creyó en la posibilidad de un país libre y soberano sin pedir ni exigir nada a cambio, un héroe que no traicionó sus valores éticos y morales.

Duarte es el ejemplo a seguir, no el de quienes hoy ostentan el poder político, económico y social, que se lo han robado todo, incluso la dignidad y la vergüenza del pueblo para enajenarlo y envilecerlo con dádivas y migajas de la corrupción.

Quienes se aferran a posiciones personales, quienes no están dispuestos al sacrificio, quienes no ceden, ni dan un paso atrás en sus ambiciones aun sean legítimas, no creen en la posibilidad del triunfo de Luís Abinader y del pueblo dominicano. ¡Yo sí!

¡Unidos, el PRM y los partidos aliados pueden derrotar al PLD!

2 comentarios

  1. Salvador Escarramán C

    Eso es correcto!!!!!!!!
    ……en el PRM hay un montón de comemierdas con apetencias políticas y personales que NO están mal en esencia…….lo que las daña es ponerlas por encima de los intereses del colectivo y del país…….o jugamos todos o se rompe la baraja……no son más que imbéciles !!!!!!!!!

  2. Salvador Escarramán C

    Si los comentarios están siempre pendientes de moderación ……váyanse a la mierda….no publiquen nada

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*