Home / Locales / El PLD es como “La Nada”!

El PLD es como “La Nada”!

FOTO DE PAUL ALMANZAR PARA OPINION

-TODO LO DESHACEN A SU PASO-

Por: Paul Almanzar Hued.

 El PLD es una fiera salvaje e indomable, una que todo lo devora y destruye a su paso, el PLD es como “la nada”, que deshace todo a su alrededor y con eso aumenta su poder, pues se nutre del caos, la anarquía y el desorden, como acontece en el mundo de fantasías de la novela “La historia sin fin” del escritor alemán Michael Ende publicada en 1979, esta obra ha sido catalogada como un clásico de la literatura infantil, en esta novela de ficción, el escritor plantea que los niños han dejado de creer en las fantasías y debido a esto “La Nada” está destruyendo “Al Mundo de Fantasías” porque para nadie, ya este es importante.

No pretendo utilizar un cuento tan maravilloso y fantástico para compararlo con el nefasto PLD y sus gobiernos, sin embargo con lo señalado en el párrafo anterior podríamos hacer un paralelismo con la temática de la película y llevarlo a nuestra propia realidad aquí en República Dominicana, y plantear que los dominicanos hemos dejado de creer en el sistema partidario <Fantasía> y por esta razón el PLD <La Nada> ha transformado nuestra Nación <Mundo de Fantasías> en su hábitat perfecto, convirtiendo el país en su área de comfort, espacio que cumple con los requerimientos que sus características depredadoras demandan, un lugar donde predomina el poder sin reglas, sobrevive el que posea las armas más poderosas, quien tenga la fuerza bruta para imponerse a las malas, quien pertenezca a una manada cómplice que lo defienda, quien posea grandes “habilidades” hostiles y perversas para manipular todo, el PLD ha creado un hábitat en donde la anarquía, el chantaje, la extorsión, la fullería, la componenda, la complicidad y el atropello son los dueños de la razón.

Han creado un hábitat en el que el contrapeso y la lógica de la biodiversidad y el ecosistema no existe, aquí eso no se respeta, a ellos no le importa que se pierda el equilibrio natural para la subsistencia de todos, aquí solo importa el PLD y los suyos, en este habitad, no se respeta la cadena alimenticia, solo ellos comen, cada día hay menos de que alimentarse, ellos devoran todo sin importar quién muera de hambre.

Para colmo, han diezmado a la oposición, a esos guerreros que fueron combativos, que son los únicos que pueden establecer equilibrio natural a través de la alternabilidad justiciera que demanda la vida y la propia dialéctica, ellos no creen en esas pendejadas, solo piensan en ellos y avasallan, se creen omnipotentes, dioses insustituibles y se han vuelto insaciables, peligrosamente insaciables, se han apoderado de manera dominante y absoluta de todo el territorio, según su lógica, no hay espacio para más.

Han domado a todo el adversario, los han dejado sin oportunidad, no le permiten expresarse, y cuando tratan de hacerlo se le imponen a la fuerza, usan todos los medios para engañar a la naturaleza y pretender exhibir un sistema justo y equilibrado, a todas luces inexistente, en definitiva, ellos son los dueños de la verdad absoluta, ellos son más que reyes en tierra de nadie.

Ante este panorama tétrico que hemos descrito, solo nos queda cruzarnos de brazos o volver a creer, para con esto lograr rescatar nuestro espacio, el que nos corresponde, rescatar la paz, la armonía, la convivencia justa, los derechos para todos, el equilibrio, las oportunidades, la seguridad, el derecho a la vida y hasta a la respiración que el PLD y los suyos nos ha arrebatado, vamos a creer tal cual creyeron los niños en fantasía, volvamos a creer en la gente y demos una oportunidad a esta nueva generación política constituida por Luis Abinader y Carolina Mejía, rescatemos nuestro país, salvemos esta hermosa tierra de estos depredadores, frenemos a estas personas que no tienen respeto por la vida ni los derechos de los demás, estas personas que pretenden establecer un sistema perverso, degradante y adulador, al servicio de los intereses de su rey supremo Danilo Medina, frenemos esas intenciones, los dominicanos también merecemos un espacio justo en nuestra tierra, nos merecemos una república grande, democrática y llena de espacios para todos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*