Home / Opinion / El plebiscito de Santo Domingo Este

El plebiscito de Santo Domingo Este

foto-de-angely-moreno-y-parque-del-este

Por: Angely Moreno /

Hace unos días, los concejales del Ayuntamiento Santo Domingo Este (ASDE), plantearon un plebiscito aprobatorio para que los munícipes decidan si están a favor o en contra, de la instalación de una terminal de autobuses en terrenos del Parque Mirador Este o Parque del Este.

El proceso fue propuesto por un regidor de la bancada peledeísta en el concejo municipal y aunque fue respaldado por una mayoría compuesta de concejales de la oposición, no fue acogido por una parte de sus colegas del mismo partido del proponente, mostrando discrepancia entre danilistas y leonelistas.

Esta lucha, llevó a que el mismísimo Alcalde Alfredo Martínez (danilista) sometiera a través de la Presidencia del Concejo, el pasado 30 de noviembre, el envío a comisión del plebiscito para evitar que dicha consulta popular, fuese consumada.

Ahora bien, si el plebiscito fue propuesto por el PLD y lo acogió la mayoría en el Concejo, ¿por qué el alcalde Alfredo Martínez “El cañero”, no quiere que se consulte la ciudadanía?, ¿cuál es el filo político que se le puede sacar a este referéndum?, ¿qué ha cambiado desde las elecciones de 2016 hasta hoy?, ¿conviene al PLD que sea consultada la población en estos momentos?, ¿quiénes pueden sacar provecho de él?

Sin duda alguna, de ejecutarse dicho plebiscito, el más beneficiado seria el pueblo, que vería en él una forma de ser escuchado, en momentos en que los partidos políticos como medios de representación del sentir ciudadano en los órganos de decisiones, se encuentran desconectados de los intereses colectivos.

De lograrse esta consulta en SDE -ya sea transparente o no- se pondría en evidencia la situación que podría darse a nivel nacional en las elecciones de 2020. Y de ser resilientes, aquellos que se vieron maltratados o afectados por ciertas mañas en las elecciones pasadas, podrían superar los fallos que en el pasado los perjudicó.

La oposición tiene la oportunidad de enmendar sus errores y su desunión, logrando una gran coalición que lograría convertirse en el patrón a seguir en las demás provincias para vencer al oficialismo. El PRM tiene la oportunidad de llevar un liderazgo político de la zona con perfil ganador, para ocupar la alcaldía, evitando elegir por pasión a un candidato con arraigo partidario, pero que hacia afuera no suma apoyos, como pasó en las pasadas elecciones con el candidato a la alcaldía de Santo Domingo Este, señor Domingo Batista. Una acción que aún hoy su militancia no perdona a la dirección del PRM.

Según encuestas realizadas a finales de octubre (de ser hoy las elecciones), el actual alcalde tiene una intención de voto de apenas un 20% de cara a una posible re-postulación en febrero de 2020, 20% por debajo de Manuel Jiménez, quien se visualiza como un posible ganador, motivo por el cual varios partidos políticos emergentes y minoritarios, han elegido a Jiménez, como el candidato unificador.

Los datos de la encuesta mencionada, ponen en evidencia que a sólo dos años de gestión, el gobierno municipal del Cañero, ni empezó, ni va por buen camino. Y peor aún, cuando la prevaricación y las malas decisiones que ha tomado (como es el caso de impulsar la construcción irregular de una terminal de autobuses en Parque del Este), son motivo de sendos editoriales periodísticos en todo el país, contribuyendo todo ello a su impopularidad en la opinión pública y entre la ciudadanía del municipio mas grande del país.

¿Una ventana para el Leonelismo?

Llevar a votar a la población (donde según algunas encuestas, Leonel Fernández parece tener gran popularidad) en momentos en que el gobierno danilista, ha pisoteado de todas las formas posibles al expresidente Leonel Fernández, deja la posibilidad abierta de que “revivan los muertos”, e igual como ocurrió con la ADP, los leonelistas no apoyen al danilismo. Revés que podría costar caro al oficialismo.

Es la oportunidad perfecta para que Fernández demuestre si en verdad conserva el poder que dice tener…Pues el alcalde responde a los mandatos del presidente Danilo Medina, pero parte de los regidores no.

Y sí, esta es la segunda vez que se haría un plebiscito en el país; pero es la primera vez que se haría bajo un contexto sociopolítico de incertidumbre, de crisis de liderazgo político. Un plebiscito después del 22 de enero de 2017, fecha en la que Marcha Verde logró enfilar los cañones de una sociedad indignada, en contra de acciones anti-ciudadanas de políticos inescrupulosos, poco transparentes y corruptos.

@ÁngelyMorenoRD

La autora es comunicadora y politóloga.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*