Home / Opinion / El relevo generacional

El relevo generacional

FOTO DE JESUS M. GUERRERO

Pasadas las elecciones, las cuales no podemos ocultar que han sido de aspectos traumáticos, sin embargo el electorado envió un mensaje claro a los partidos políticos. Un deseo de nuevas caras, jóvenes que conecten con la sociedad actual.

Las victorias de David Collado, José Paliza, Faride Raful, Kelvin Cruz, José Laluz, Michelle Ortiz, Wellintong Arnaud y muchos otros dirigentes que representan el relevo generacional que tanto ansiamos los dominicanos.

Las organizaciones políticas deben poner el oído en el corazón del pueblo, la generación saliente debe asumir su rol. Un ejemplo de dignidad es doña Milagros Ortiz Bosch, que ocupó su papel de asesora para que la capital tenga el Alcalde que merece.

También recordar el gran papel que ha desempeñado la maestra eterna, doña Ivelisse Prats de Pérez, que con su ardua labor en el Instituto José Francisco Peña Gómez, se ha dedicado a formar jóvenes por medio de los cursos de ideas políticas.

Un Congreso Nacional que cuente con Faride Raful, José Ignacio Paliza y José Laluz, es claro que el país quiere legisladores que comprendan su función. Hemos comprendido que necesitamos un Poder Legislativo que sea el contrapeso del Poder Ejecutivo.

Mencione anteriormente que los partidos políticos deben colocar sus oídos en el corazón del pueblo, es claro que la falta de liderazgo en nuestra media isla, es producto de la castración de los liderazgos emergentes que representan los jóvenes.

Aunque debemos estar conscientes de algo, el liderazgo no se regala, ni se endosa, hay que ganárselo y en política se gana en las urnas. Por eso creo que la victoria avasallante de David Collado y en la forma en que fue obtenida, abrió las puertas para el relevo generacional.

Es muy extemporáneo para hablar del próximo proceso apenas saliendo de los traumas dejados por estos comicios, pero los actores de nuestro deficiente escenario político deben entender que la juventud buscara su espacio porque es un clamor popular de nuestra sociedad.

Las sociedades se encuentran en un cambio constante y la política siendo una ciencia social no es la excepción, debe someterse a esos cambios y más cuando son demandados por la ciudadanía, la que entiende que los liderazgos tradicionales no conectan con la sociedad actual.

No podemos cambiar los males que nos afectan como nación con los mismos actores que no han podido remediar estos flagelos que nos azotan.

Por: Jesús M. Guerrero.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*