Home / Opinion / El vaso medio lleno

El vaso medio lleno

Foto de Rafael Marcano

Es bien conocido por todos la metáfora del vaso de agua a medio llenar, aquella que nos permite analizar desde diferentes puntos de vistas una misma realidad, dividiendo a las personas entre pesimistas y optimistas según vean el vaso medio vacío o medio lleno, respectivamente.

La política no escapa a esta metáfora, ya que la salida de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Partido de la Unidad Nacional (PUN), Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), Partido Liberal de la República Dominicana (PLRD) y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) del Bloque Progresista está dando mucho de qué hablar.

La oposición en su afán de ver esperanzas donde no existen, celebra con bombos y platillos cada una de estas salidas, sin darse cuenta que lo peor que puede ocurrirles es llegar a las elecciones del mes de mayo con un escenario repleto de actores.

Hasta hace poco se hablaba de un escenario dividido en dos bloques, por un lado el Bloque Progresista, encabezado por el PLD y por el otro lado, La Convergencia por un mejor País, encabezado por el PRM. Recientemente se han sumado a los bloques antes mencionados, el denominado Polo Soberano encabezado por la Fuerza Nacional Progresista y el bloque presentado por la unión de los partidos Alianza por la Democracia (APD) de Max Puig y Opción Democrática de Minou Tavárez Mirabal. No olvidemos sumar a este listado la propuesta del Dr. Guillermo Moreno con su Alianza País.

Ante un escenario tan fragmentado como el que acabamos de presentar no tenemos la menor duda de que el Bloque Progresista saldrá victorioso en el venidero proceso electoral. La victoria será producto de una excelente obra de gobierno ayudada por la incapacidad de la oposición para aglutinarse en una sola fuerza.

A diferencia de lo que muchos piensan, la salida de varias organizaciones del Bloque Progresista puede constituirse en la cura de muchos de los males que afectan actualmente al partido de gobierno, quien ahora dispondrá de espacios vacantes para hacer las paces con una dirigencia que reclama más participación en el gobierno, así como para poder darle participación a nuevos aliados (PRD y MODA) que sin dudarlo representan más en términos cuantitativos y cualitativos que muchos de los partidos que se van.

Hoy el vaso de la metáfora se encuentra medio lleno, realidad que permite a los optimistas, encabezados por los aliados y una gran parte de la población dominicana, esperar en un próximo gobierno del Lic. Danilo Medina una gestión más eficiente y con mayores recursos para invertir en lo que verdaderamente cuenta, la gente.

Por Rafael Alfredo Marcano Guzmán

Facebook: Rafael Alfredo Marcano Guzmán

Twitter: @RalfredoMarcano

Instagram: rafaelmarcanog

Un comentario

  1. Lo que yo veo a simple rasgo politico es
    que esos ventorrillos que se han ido y que
    de por si son comerciantes de la politica es
    que estan esperanzado en una segunda vuelta
    para hacer negocio con el mayor descaro que
    existe dentro del ambiente politico , por ejemplo pongo al tarantin o ventorrillo (moda) que ha
    recorrido varios caminos y que su dirigente se cree lider.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*