Home / Opinion / ¡Emprender un nuevo modelo de ciudad es posible!

¡Emprender un nuevo modelo de ciudad es posible!

Por: Jesús Guerrero.

FOTO DE JESUS M. GUERRERO

Los munícipes del Distrito Nacional han visto con buenos ojos las aspiraciones del actual diputado David Collado a la alcaldía, adversando una gestión totalmente agotada y sin grandes logros que exhibir.

Los catorce años de Roberto Salcedo al frente del Distrito Nacional han sido de cambios cosméticos y superficiales, nada determinante para aumentar nuestra calidad de vida. Soy testigo de primera línea como uno de los sectores más tradicionales como Gascue ha sido lanzando al olvido.

Los gascueños ni siquiera hemos sido “agasajados” por el actual alcalde con iluminación en nuestras calles, tampoco con un sistema de alcantarillado qué funcione. No ha hecho nada en tres mandatos, ni le interesa.

Si hacemos mención a sus logros en estos 14 años de gestión, son los siguientes: Brillante Navidad, la que se celebra 1 vez al año y evidencia el desastre en las vías públicas aledañas al Parque Iberoamérica, Gimnasios en áreas públicas, Semana Santa en Güibia, aunque la Semana mayor en nuestro país tiene duración de 4 días, las piscinas de Roberto aparecen cada vez que caen aguaceros en nuestra ciudad capital, con inundaciones  por falta de un sistema de drenaje.

Los Parques conocidos como “Canquiñas”, los cuales ya ni por asomo vemos rastros, el “Rescate del Carnaval” cada mes de febrero. No hay transformaciones reales en el Distrito Nacional que puedan adjudicarse al actual Alcalde.

Qué gestión tan miserable y cara que nos cuesta a los capitaleños, sin poder exhibir ninguna solución ante los problemas de basura y drenaje pluvial, como anteriormente mencione, las piscinas que aparecen como por arte de magia desde que inician las lluvias en la ciudad, podemos citar las avenidas Luperón, Independencia, México, Padre Castellanos y un centenar más que los transeúntes deben navegarlas en bote para llegar a sus destinos.

Anteriormente me referí a la problemática de Gascue, pero si vemos el abandono al cual son sometidos los sectores populares de la capital, veremos que esta administración municipal que encabeza Roberto Salcedo fracaso rotundamente. No parece ni sombra de aquel flamante alcalde que sustituyó la terrible gestión del 1998-2002.

Los embotellamientos (tapones) en las vías públicas no terminan y la eficacia Municipal sólo se percibe en el cobro de arbitrios. No más engaños. Una prueba de esto es el descontrol que vemos en los cementerios municipales.

Debo citar el penoso caso de la destrucción del techo de la tumba del afamado director de teatro dominicano, Enrique Chao, a finales del 2015, cuyo ataúd fue dejado totalmente al descubierto junto a más de una decena del entorno. De esa bochornosa situación nos enteramos porque fue denunciada por la familia del difunto, ¿quién habla por los que no tienen voz?

Los munícipes del Distrito Nacional queremos transformaciones palpables en nuestro benefició y eso no lo garantiza esta administración.

Solo debemos observar nuestras principales avenidas y seremos testigos de que los discapacitados no tienen acceso por ningún medio y en 14 años de función pública, nuestro alcalde no ha hecho nada por ellos. No hay medios de transportes para ellos, ni nada. Ahora ventajosamente los recuerda.

En tres periodos dirigiendo los destinos de la municipalidad capitalina, Roberto Salcedo no puede exhibir un plan de reciclaje, ni nada por el estilo.

Apuesto a la juventud y a las propuestas para emprender el cambio. Propuestas como un ordenamiento territorial para organizar nuestra ciudad que crece de manera acelerada, enfrentar el problema del drenaje.

Alumbrar la ciudad para no dejarle la cancha abierta al flagelo de la delincuencia que azota a nuestra municipalidad, no podemos tener luz solamente un mes al año. Recuperar el malecón porque no podemos seguir viviendo de espaldas al mar, entregar el Anfiteatro Nuryn Sanlley al Poder Ejecutivo para que los residentes de la zona recuperen su tranquilidad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*