Home / Opinion / Artículos / ENTRE PELEDEISTAS Y CORRUPTOS

ENTRE PELEDEISTAS Y CORRUPTOS

Por: JUAN T H /

Alguien dijo en una ocasión que la sociedad dominicana se dividía “en peledeístas y corruptos”. Ahora la sociedad se divide entre ciudadanos honestos y peledeistas.

Juan Bosch, fundador, guía, maestro y líder aseguró que de llegar al poder ningún dirigente o miembro del PLD se haría rico con el dinero del pueblo. Hoy el Comité Político del PLD (34 personas) es el grupo económico más poderoso que tiene el país. ¡Por mucho!

“El dinero lo ha corrompido todo en el PLD”, ha declarado Temistocles Montás, echando por tierra las sagradas palabras de Franklin Almeida y del profesor Bosch…

“…el PLD se ha convertido en un mecanismo de ascenso individual en donde predomina el pragmatismo, la ausencia de ideas (…) se han “producido hechos bochornosos que deberían de avergonzarnos”, (…) “terminando sacrificando lo que sea, cayendo en el cinismo, perdiéndose en los ideales, y tolerando y hasta justificando la corrupción”, dijo.

Y agregó, según El Caribe: “el personalismo y la falta de disciplina han hecho metástasis en esa organización “donde el dinero lo ha corrompido todo”.

Inmediatamente el secretario general, senador y presidente del hemiciclo Reinaldo Pared Pérez –Pechito- creador del infame barrilito, le salió al frente diciendo: ¡Vaya perla!: “¡Claro que el dinero ha corrompido a ciertos peledeístas pero no al PLD como institución partidaria!” (¿?)

No bien se producen esas irrefutables declaraciones cuando el imbatible Foro Económico Mundial, con sede en Suiza, coloca al país del PLD como el octavo más corrupto del mundo y el quinto de América Latina.

Sin aparentemente medir las consecuencias de sus palabras Temístocles ha puesto el dedo sobre una herida dolorosa que mantiene al pueblo sumido en la más espantosa miseria mientras sus colegas del Comité Político y de otros organismos se han convertido en “tutumpotes”, que compiten con los grupos económicos tradicionales a los que extorsionan y chantajean frecuentemente.

Pero no solo se han corrompido ellos; también han corrompido a sus militantes y dirigentes a través de las “nominillas” donde el gobierno gasta cerca de 30 mil millones de pesos al año; también han corrompido a una buena parte de la prensa donde, solo durante la campaña electoral invertían 18 millones de pesos diarios.

Participación Ciudadana ha denunciado alrededor de 200 casos de corrupción durante los gobiernos del PLD sin nadie haya terminado en la cárcel, aun cuando Danilo Medina dijo actuaria “hasta por el rumor público”.

La nómina del Estado ha sido hipertrofiada con un gasto público insostenible. Un Estado que puede funcionar bien con 300 mil empleados tiene más de 600 mil incluyendo botellas de 300 y 400 mil pesos mensuales mientras la deuda externa sigue creciendo irresponsablemente llevando el país a una quiebra inminente.

He dicho que el gobierno que sustituya al PLD, en cuatro años o en cien, tendrá que investigar las fortunas de todos los que han manejado dinero público durante los últimos 20 o 25 años. Y el que no pueda justificar sus bienes que les sean incautados y sometido a la justicia por enriquecimiento ilícito. Es decir, por ladrón, porque este país no puede seguir en la lista de los más corruptos del mundo.

El PLD se corrompió y corrompió abogados, médicos, periodistas, ingenieros, enfermeras, dueños de medios de prensa, sacerdotes, pastores, militares, policías, trabajadores, empleados, amas de casas, campesinos, políticos y partidos.

La corrupción es un instrumento político al servicio del PLD para mantenerse indefinidamente en el poder.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*