Home / Opinion / ¡Eso es perder tiempo y dinero!

¡Eso es perder tiempo y dinero!

FOTO DE ROLANDO FERNANDEZ

Con tales inventos de última: “concienciación y educación de los conductores con la aplicación de la “multa educativa”, y “cambio de horario en la labor de las instituciones públicas, como forma de contribuir a descongestionar y mejorar el tránsito en las calles y avenidas de Santo Domingo y el Distrito Nacional”, no se resuelve ni siquiera parcialmente el caos que se verifica dentro de esa área en este país. (Véase: periódico “HOY”, del 6-6-16)-

Dejémonos pues de estar andándonos por las ramas, y pongamos los pies sobre la Tierra. Eso último es lo que nunca se hace; lo que siempre se obvia. Ocurre siempre con la mayor parte de las problemáticas nacionales. Por eso, jamás nada se resuelve.

Y quién ha dicho que con ese simple rayado en algunas intersecciones en calles y  avenidas del polígono central de la ciudad de Santo Domingo, se va a educar, como a concienciar a nuestros desaprensivos conductores. ¡No es tan sencillo el remedio que se requiere!

Eso de “multas educativas” aquí no funciona. Tal señalización de bloqueo no  es más que otro paño con pasta, de esos que aquí se estilan, ante una “suciedad” tan grande en este caso; y, posiblemente, una forma de darles a ganar dinero a determinados compañeros políticos.

El problema del tránsito en esta nación, asociado innegablemente con la inconsciencia ciudadana generalizada, como los apañamientos de orden oficial, requiere de cirugías mayores; de manos fuertes que apliquen las normativas legales vigentes dentro del sector; como, de una férrea voluntad política resolutoria.

Y, si no se está en esa disposición enmendatoria, que eliminen todas las señalizaciones y normativas de tráfico existentes, para que las violaciones flagrantes, y las burlas en presencia de las autoridades de puesto,  no se continúen viendo con la frecuencia acostumbrada, como es lo que se observa, por ejemplo, con respecto a las habladoras  recurrentes por  los teléfonos móviles   (en su mayoría, con perfiles de megadivas, damiselas encumbradas, y algunas novias de funcionarios públicos, intocables), como con los jevitos, hijos de papi y mami, que hacen lo que les viene en gana,  estando al frente del volante de un vehículo.

Indicaciones organizativas de orden vial, o de tráfico vehicular propiamente, las hay aquí de sobra, y por lo regular no se cumplen, con el  agravante de que, los agentes de la autoridad se hacen los locos ante las violaciones ordinarias, cuando se trata de vehículos de lujo, o con placa oficial.

Si van a proceder ahora en contra de las actitudes desaprensivas ciudadanas al momento de conducir un vehículo de motor, tendrá entonces la AMET que hacer lo propuesto: llenado y firma de un volante-formulario, con los datos del conductor y del vehículo, como “multa educativa”, en todas partes. ¡No puede haber excepciones!

De otro lado, y relacionado con la misma temática, está ahora sobre el tapete la pantalla del “cambio de horario en la labor de las instituciones públicas del país”. Con esa  disposición tampoco se obtendría resultado alguno entre nosotros, en el tenor de lo que se aspira .

Parece ser que no se conoce la idiosincrasia de los dominicanos. Si tienen que entrar a las 9:00 a.m., salen de sus casas a la 8:45 a.m., aunque pasen a formar parte del molote vehicular. ¿Y con los horarios de los colegios,  incidentes también en la problemática, qué pasará? ¿Cómo se manejarán las dos cosas al combinarlas?

Aquí, lo que se necesita ya dentro de ese sector, por la profundidad del mal, es concienciar con fortaleza, sin rostros privilegiados en la población infractora; y, exigir los comportamientos debidos ciudadanos, sin distingo alguno.

Hay que dejarse de  tantas políticas demagógicas, como de los entretenimientos acostumbrados, para resolver los problemas nacionales. Ir al grano de las cosas, y tratar de “agarrar el toro por los cuernos”, como se dice popularmente. De lo contrario, todos los intentos de enmendar, en el orden que sea, resultarán fallidos.

Autor: Rolando Fernández

www.rfcaminemos.wordpress.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*