Home / Opinion / Fello cumplió con su deber

Fello cumplió con su deber

Por: Nélsido Herasme.

Nélsido Herasme EN SACO

El doctor Rafael Suberví Bonilla es un hombre de honor, un ser  humano ejemplar y sobre todo, decente, solidario, brillante y triunfador.

Digo esto porque hemos observado a personas frotarse las manos en clara señal de que Suberví salió derrotado del pasado proceso electoral, cuando se sabe que el papel que jugó fue efímero y victorioso.

Tenemos que decir, primero, que Fello no era candidato a nada en la alianza PRD-PLD, simplemente un político que salió cabizbajo, lleno de de dolor y vergüenza del Partido Revolucionario Moderno, organización que ayudó a construir y de la cual por varios meses espació una candidatura a la alcaldía de la capital, pero intereses foráneos, a pesar  del esfuerzo que hizo, le troncharon el camino.

Y en segundo lugar tenemos que expresar que la opción que le dejaron  fue la de volver al Partido Revolucionario Dominicano, su antigua casa, en la cual asume la presidencia del Distrito Nacional y se incorpora a trabajar por las candidaturas de la alianza, en especial por los aspirantes del partido blanco.

Fello, como líder y dueño natural de una estructura política a nivel  nacional no se quedó en las tres circunscripciones del Distrito Nacional, más bien, su brújula lo llevó a recorrer varias provincias del país y trasladarse a algunas ciudades de los Estados Unidos en busca del  votos para ayudar al crecimiento del PRD, organización que las encuestas apenas le otorgaban menos de un 3%. Y ahí están sus resultados.  Fello cumplió con su deber

Este abogado ha demostrado a los largo de su carrera política y profesional que es un hombre consecuente, cuyas actuaciones las realiza de cara al sol.

El Fello que conocemos es una persona a quien a pesar de su paso por tres estamentos del estado no se le conoce tan solo un negocio público que amerite cuestionamiento y ponga en entredicho la vergüenza y conducta de su familia.

Estamos hablando de un hombre sin mancha, integro, honesto y serio, al que usted y yo podemos cuestionarle su edad, si esta fuere óbice para aspirar a un puesto electivo, pero jamás levantar el dedo índice para señalarlo como indelicado.

Fello Suberví fue alcalde dos veces de la ciudad de Santo Domingo y usted ni yo alcanzamos a verlo moverse entre empresarios negociantes de contratos de basura.

Lo mismo podemos decir como ministro de Turismo e Interior y Policía,  quien a su paso por estos ministerios sus uñas no se ensuciaron ni siquiera con el polvillo de los escritorios.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*