Home / Opinion / Inocencia robadas

Inocencia robadas

FOTO DE Balbina-Negreira-

Por: Balbina Negreira /

No están siendo suficientes en nuestro país las políticas públicas con relación a la niñez. Niñas y niños desprotegidos en etapas de sus vidas que marcará su futuro. Me parece muy bien que se invierta en la educación pública pero la misma será ineficaz sino se conecta ni alimenta de una educación sexual y en igualdad de género.

Si no se trabaja desde el Estado y desde la sociedad sin exclusión donde los tabúes de los adultos no entorpezcan ni los lobis religiosos ni los partidos políticos se escuden apostando por la neutralidad para no perder simpatías.

Es digno de estudio y de pasar a la acción con lo que está sucediendo en la República Dominicana desde hace años con la niñez; cuando “personalidades” ayudaron a escapar a pederastas de la justicia. Mujeres que retiran o no se atreven a denunciar a su pareja por temor al linchamiento social que se revierte contra ellas. De madres teniendo que decidir si hacerse las sordomudas cuando sus hijos están en peligro inminente de incesto.

He aquí donde entra el Estado y los poderes legislativo y judicial. Pero, para que funcionen la historia nos ha demostrado que la mujer es la que ha logrado ganar sus conquistas. La explicación es simple, siempre hemos estamos en minorías dentro del poder. ¿Por qué? Buena pregunta, – ¿por qué?

Quizá porque ya es bastante con sentirnos responsables de mantener la especie humana. Quizá porque creemos que son los hombres los que deberían ocuparse de nosotras.  Quizá aún en realidad no estamos listas emocional ni culturalmente para el destete patriarcal machista.

Vamos delegando en nuestros padres, luego en nuestras parejas, en los partidos políticos, en el cura del barrio, en el Estado y así sucesivamente…hasta convertirnos en luces incandescentes que solo brillan ante la belleza o la maternidad. No dejando fuerzas para pelear ante casos como son la prostitución, la violencia de género, los abusos sexuales, la violación sexual, el incesto, el embarazo no deseado, los cuales arrastramos desde la aparición de la Eva mitocondrial.

Tenemos que pensar en hacer este mundo mejor cada día. Y si no existen leyes ni un Estado ni líderes políticos que a través de sus organizaciones políticas cuestionen qué están haciendo para que haya   equilibrio en la igualdad de género. Lo cual es fundamental que se entienda para la aplicación de las políticas públicas en cuanto a la mujer.

No sé ustedes mujeres que piensan, pero personalmente cada vez más estoy convencida de que los hombres no van a luchar por nosotras si ni siquiera nosotras estamos unidas. Esperando cada cuatro años a que nuestras vidas en sentido general “cambien”, aunque paguemos el precio de la omisión de nuestros derechos.

 No importa la clase social si la misma tiene el marco legal y amparo del Estado en lo legislativo y judicial. Soy consciente de que la República Dominicana no es la sociedad francesa, por ejemplo, entre otras naciones donde las mujeres, como se ha hecho recientemente en España, salieron a pedir justicia ante una sentencia que consideraron inaceptable.

¿A qué estamos esperando como mujeres para salir a luchar por los derechos de las niñas abusadas y violadas, por las niñas embarazadas o madres, por las niñas y niños en situaciones de incesto? Dejémonos de buscar nuestras conquistas como mujer entre las paredes de un ministerio. Daría igual sino se realizan cambios globales…

Madrid, España.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*