Arte & Espectáculos

La enigmática vida de Adela Noriega: entre el profundo hermetismo y el rumor de un romance con Carlos Salinas.

Adela Noriega es una de las actrices más queridas en la farándula mexicana y también de las más herméticas. A lo largo de su carrera ha protagonizado grandes proyectos en Televisa, pero como pocas personalidades, ha sabido guardar con recelo su intimidad sin dar a conocer grandes detalles de su vida, principalmente en el ámbito familiar y amoroso.

Su encantador rostro fue la imagen de diversos anuncios en la década de los 80, después de que fue descubierta a los 12 años por un cazatalentos en un centro comercial. Este evento tan sólo fue el inicio de una prometedora carrera artística, que lo mismo incluye series cómicas que videos musicales, pero en la que principalmente hay exitosas telenovelas producidas por Televisa.

A los 15 años se convirtió en la modelo perfecta para el video de la canción Palabra de honor, de Luis Miguel y en 1984 se incorporó al elenco de la famosa serie juvenil !Cachún cachún rara!, en la que permaneció por tres años.

Este primer paso por los foros de Televisa le abrieron las puertas para otros proyectos que le ayudaron a consolidar su carrera a finales de los años 90 e inicios de los 80.

Así la vimos incursionar como villana en las telenovelas Principessa y Juana Iris, que sirvieron de antesala para su primer protagónico al lado de Thalía en Quinceañera y para Dulce Desafío que estelarizó junto a Eduardo Yañez.

En busca de nuevas oportunidades y con el veto de Televisa como consecuencia, a inicios de la década de los 90 se instaló en Estados Unidos para protagonizar al menos dos proyectos con Telemundo: Guadalupe y María Bonita.

El descontento le duró poco a la televisora de San Ángel, ya que con un jugoso contrato lograron que encabezara seis proyectos que la colocaron como una de las favoritas en el género del melodrama.

María Isabel, El privilegio de amar, El Manantial, Amor Real, La esposa virgen y Fuego en la sangre, ésta fue la última telenovela que protagonizó Adela Noriega hace 12 años, justo antes de alejarsede la farándula y desaparecer el ojo público.

La actriz, que este año cumple 51 años, ha logrado mantenerse al margen de los reflectores por más de una década y en más de una ocasión ha esquivado los escándalos o rumores en torno a su persona, cosa que muy pocos famosos consiguen.

Tanto su vida romántica como familiar ha quedado al margen de la escena pública, y al día de hoy es desconocido su paradero o si ha logrado conformar una familia.

Es gracias a sus conocidos que se revelaron algunos detalles de su vida íntima. Hace unas semanas la actriz Chantal Andere confesó que fue buscada por Adela Noriega para platicar sobre sus familias y sus vidas después de que trabajaron juntas en dos telenovelas de Televisa.

El periodista Gustavo Adolfo Infante añadió que Noriega vive en Polanco, en la Ciudad de México, y casi no sale de su departamento para preservar su anonimato.

Y hace unas semanas informó que estaría más activa en sus redes sociales: “Gracias por su gran cariño, prometo estar actualizada más en Twitter & Facebook”.

Durante varios años se ha asegurado que la actriz es propietaria de un redituable negocio de bienes raíces en Miami, Florida, así como que en la década de los 90 vivió un intenso romance con el entonces presidente de México, Carlos Salinas, del que nació un hijo que actualmente tendría cerca de 32 años.

Esta versión volvió a tomar fuerza la semana pasada cuando el el reportero Jorge Carvajal confirmó el amorío que vivieron el político y la intérprete para el programa Chisme No like.

Carlos Rodrigo Salinas Noriega es el nombre, según el comunicador, del único hijo de la pareja que ha ocultado su romance por más de 30 años. Este joven ahora es el encargado del manejo de la empresa inmobiliaria que conformó la actriz hace más de 20 años y que ella administró a su retiro de los escenarios.

“Esta inmobiliaria la tiene desde hace mucho tiempo allá en Miami, dicen que vive en una casa muy privada allá en South Beach. Obviamente ella es la que mete el dinerito y el personal se encarga de vender”, comentó la semana pasada.

Carvajal destacó que el primero en mencionar este rumor fue el abogado, periodista y papá de Carlos Loret, Rafael Loret de Mola, quien incluso informó cuando la actriz dio a luz en el Hospital Inglés en la capital del México.

“Lo que sí les puedo confirmar es que Adela si tuvo un hijo que decía que era su sobrino, que sí fue de Salinas de Gortari y que finalmente está viviendo con él entre Miami, Polanco y Europa”, aseguró.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar