Home / Locales / La impunidad como condicionante de oferta y demanda?

La impunidad como condicionante de oferta y demanda?

CARICATURA JUSTICIA ARTICULO LEONTE MIESES

Por Lic. Leonte Reino Mieses

Impunitatis es la palabra del latín que da origen al término impunidad, cualidad de impunis –sin castigo-, adjetivo con prefijo negativo in y raíz del verbo punire (castigar, imponer una pena) que significa libertad absoluta, desenfreno, exceso que no recibe freno o castigo alguno.

  La Comisión  de los derechos humanos  de las Naciones Unidas  el 8 de febrero de 2005 definió la impunidad  como: ¨…La inexistencia, de hecho o de derecho, de responsabilidad penal por parte de los autores de violaciones, así como de responsabilidad civil, administrativa o disciplinaria, porque escapan a toda investigación con miras a su inculpación, detención, procesamiento y, en caso de ser reconocidos culpables, condena a penas apropiadas, incluso a la indemnización del daño causado a sus víctimas.¨

Y esta Comisión de las Naciones Unidas estableció un conjunto de principios, donde en el primero se  establece que:

¨La impunidad constituye una infracción de las obligaciones que tienen los Estados de investigar las violaciones, adoptar medidas apropiadas respecto de sus autores, especialmente en la esfera de la justicia, para que las personas sospechosas de responsabilidad penal sean procesadas, juzgadas y condenadas a penas apropiadas, de garantizar a las víctimas recursos eficaces y la reparación de los perjuicios sufridos, de garantizar el derecho inalienable a conocer la verdad y de tomar todas las medidas necesarias para evitar la repetición de dichas violaciones.¨

En referencia al ordenamiento jurídico dominicano y los actores del sistema en recientes declaraciones, la Fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso señaló que: ¨…falta una mejor gestión administrativa, evaluación y control de desempeño de todos los actores del sistema, ¨no solo de los jueces y fiscales¨. Pero el procurador General de la Republica, Francisco Domínguez Brito fue más lejos al declarar que ¨…el sistema de justicia había fallado¨.

Según las declaraciones de las principales figuras del Ministerio público nos encontramos en presencia de una gestión de administración de justicia fallida.

¿L@S ACTORES Y ACTRICES DEL SISTEMA JURIDICO HAN FRACASADO O RESPONDEN A LAS LEYES DEL MERCADO?

Para comprender lo que está ocurriendo a todos los niveles de la sociedad dominicana y en particular en el ámbito de nuestro ordenamiento jurídico debemos tener consciencia de que su dinámica, su funcionamiento responden, no a principios de justicia sino a un principio ordenador de la vida de las sociedades impuesto a partir de los años ochenta por sus principales defensores, los gobernantes de entonces en los Estados Unidos e Inglaterra. Nos referimos a la ¨LEY DE LA OFERTA Y LA DEMANDA¨, principio rector del NEOLIBERALISMO.

Y como todo bien material, emocional o espiritual que pueda ser objeto de compra y venta es una mercancía, una sentencia judicial en la jurisdicción penal, administrativo o inmobiliaria no escapa a la ¨Ley de la oferta y la demanda¨

Condicionados por esta ley, los Sistemas Jurídicos han sido transformados en mercados donde la Justicia es un producto muy costoso e inalcanzable para las grandes mayorías de los pueblos del mundo y la impunidad solo puede ser adquirida por los pocos que se han enriquecidos a costa de la violación de las leyes divinas, naturales y humanas.

            Posiblemente con mucha ingenuidad y cargada de impotencia Yeni Berenice Reynoso declaraba ante los medios de comunicación que: ¨Falta mucho mayor transparencia y que esta justicia no solo sea de pobres p una justicia de crimen ordinario, sino que sea una justicia para todos, ricos, políticos¨.

El sistema jurídico dominicano es un prototipo fiel de mercado de impunidad y la Diosa Temis que lo simboliza ha sido transformada en el símbolo de la vendutera.

La impunidad se ha impuesto como cultura dominante en nuestro país, con sus secuelas de consecuencias en cuatro dimensiones:

Primero.- En su Dimensión Internacional con la imposición de Agendas Políticas, económicas y de derechos humanos individuales tendentes a favorecer los intereses empresariales y políticos de los grandes capitales.

Segundo.- En su Dimensión Nacional, favoreciendo la corrupción, el crimen organizado, el abuso del poder, Sistema Judicial Politizado, falta de voluntad política, represión a la sociedad civil, entre otras.

Tercero.- En su Dimensión Social, se expresa en el miedo, políticos mal intencionados, apatía política, inseguridad, estigma contra los denunciantes, entre otras.

Cuanto.- En su Dimensión Individual que tiene su expresión en la intimidación, ataques, amenazas, chantajes, campañas de desprestigio, provocar quiebras, asesinatos, autocensura, entre otras.

Es en terreno de la política donde el pueblo puede percibir con claridad meridiana quienes son los mercaderes y compradores de la impunidad. Personeros del narcotráfico, el lavado de activos, la corrupción administrativa, los juegos de azar legalizados, asesinatos, crímenes, delitos electorales, entre otros navegan por las ondas hertzianas y los diarios rotativos y digitales restregándole a la sociedad los jugosos beneficios de la venta y compra de impunidad sin importarles el proceso de destrucción de los cimientos que sustentan a la nación dominicana que como consecuencia de esa cultura nefasta de la impunidad estamos AMENAZADOS  a desaparecer como Estado-Nación.

Es a partir de la comprensión de tan dramática posibilidad real que el pueblo dominicano debe aprovechar la oportunidad que le brinda el proceso electoral en marcha para identificar e ir a votar el 15 de mayo de 2016 por l@s candidat@s con el perfil, la vocación, la hoja de vida trabajen, de servicio y la voluntad para desmontar el negocio de la impunidad a partir de propiciar la necesidad de la institucionalización de un régimen de consecuencias frente a l@s violadores y violadoras de la constitución y las leyes.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*