Home / Opinion / Artículos / La seguridad y la atención a la mujer vulnerable

La seguridad y la atención a la mujer vulnerable

FOTO DE mujer-machismo-1

Por: Alfredo de la Cruz/

Desde la llegada de los europeos a la isla La Española existieron mujeres que hicieron mucho por la seguridad y defensa si se puede esbozar ese criterio. Desde Anacaona, la joven aborigen que gobernó el cacicazgo de Jaragua tras la muerte de su hermano Bohechío, hasta una serie de figuras femeninas recogida por la historia dominicana, quienes han tenido una impronta fundamental en la preservación de los valores, la soberanía y la integridad nacional. La vinculación de la mujer con la guerra de emancipación, de restauración, y en la revolución de abril del 1965, muestra el gran número de mujeres que participaron en la defensa de la soberanía, una cuestión relativa e inseparable de la seguridad y la defensa en República Dominicana.

Es necesario referirse, en específico, a lo que ha sido el esfuerzo del Estado dominicano en la creación de una academia donde se preconice el concepto moderno de seguridad y defensa, lo que nos lleva al año de 1997 cuando se establece por primera vez en el país, el estudio de la seguridad y defensa a través del Instituto de Altos Estudios para la Defensa y la Seguridad Nacional, IADESEN que tuvo su génesis como un curso, entre cuyos participantes estuvo la excandidata vicepresidencial en la boleta del Partido Reformista Social Cristiano en las elecciones nacionales del año 1996, la Lic. Maribel Gassó. Este hecho la convierte en la primera mujer que participó en República Dominicana en el tratamiento de la seguridad y defensa en un contexto más academicista. Destacándose la mujer como pionera.

FOTO DE CHICA DESESPERADA

A partir del año 2006 el IADESEN se convierte en una escuela de graduados, una institución de más alto nivel, y pasa a llamarse Escuela de Graduados de Altos Estudios Estratégicos, EGAEE y el curso se convierte en la maestría en Defensa y Seguridad Nacional, a partir de entonces se han involucrado en ésta, una serie de mujeres que tienen un aval extraordinario en el ámbito de la seguridad y defensa. Podemos mencionar a mujeres valiosísimas como la Dra. Alejandrina Liriano, actual viceministra de relaciones exteriores que a decir del académico y conferencista Mayor General (r) ERD, Adriano Silverio, “la doctora Liriano posee el mejor perfil de la mujer dominicana respecto al tema de la seguridad y defensa, con ella se comienza a crear en República Dominicana la comunidad en torno al tema de seguridad y defensa”.

Posteriormente se involucraron otras mujeres muy valiosas como la intelectual, académica y escritora residente en Estados Unidos la Licda. Lilian Bobea, especialista en temas de seguridad y defensa nacional, siendo para muchos expertos junto con la Dra. Liriano, las más entendidas en este tema desde el punto de vista de la mujer.

Más reciente el Estado dominicano ha tenido la iniciativa, como política pública, de insertar en esta maestría a mujeres, impresionantemente bien preparadas, que robustecen la comunidad de seguridad y defensa nacional, lo que ha resultado hoy día en una presencia masiva en las aulas, donde la mujer es mayoría respecto de los hombres, lo cual es una gran noticia desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo. En adición la mujer tiene también una participación estelar en el tema porque ya hemos tenido dos vicepresidentes de la república del género mujer: la Dra. Milagros Ortiz Bosch y la Dra. Margarita Cedeño de Fernández, quienes tuvieron a su cargo el manejo del Estado, lo que en algunas circunstancias les llevó a tomar decisiones en el ámbito de políticas públicas respecto a la seguridad y defensa.

FOTO DE NIÑA DEPRESIVA

La Dra. Ortiz Bosch en sus seis años en el Senado de la República también desde allí tomó medidas respecto a este tema. En el caso de la Dra. Cedeño de Fernández, ha iniciado éste mes de agosto, su segundo periodo como Vicepresidente de la República y ha manejado el tema de seguridad y defensa porque ha tenido que tomar decisiones estelares, desde el punto de vista del Estado, porque ha actuado como primera persona, representante de la sociedad como primer ente, en la toma de decisiones cuando no ha estado el presidente. Todo esto completa un cuadro muy ilustrativo de la participación de la mujer en torno al tema de la seguridad y la defensa.

¿Cómo puede enfocar el Ministerio de la Mujer a un sector tan vulnerable como el de la mujer políticas públicas que tiendan a su preservación, la inclusión y la reducción de las vulnerabilidades desde el punto de vista de la seguridad pública?

Conviene saber que, seguridad es un término polisémico y como tal está referido a pluralidad de temas. Sin embargo, para el objeto de este escrito conviene extraer una definición útil del trabajo: El Estado Dominicano frente a la necesidad de una Estrategia de Seguridad Nacional. De La Cruz, A. (2016) donde se tiene que la seguridad es el sentimiento de protección frente a carencias y peligros externos que afecten el bienestar de manera adversa. Entonces es claro que la seguridad es un fundamento esencial para el desarrollo y el progreso de una sociedad libre, tanto como garantía de bienestar de sus ciudadanos, como de la estabilidad del propio Estado.

Por lo anterior, la seguridad se analiza hoy en tres ámbitos principales: la dimensión del concepto; el nivel de ampliación; y la responsabilidad de las instituciones políticas en la provisión de seguridad. Todo esto nos viene a decir que debemos tomar en cuenta la existencia de otros actores y así como otras dimensiones adicionales a lo militar y el enfoque integral, pues los análisis además de las amenazas deben estar basados en las oportunidades que pueda ofrecer el entorno. Es por esto que la visión multidimensional es la que predomina hoy.

El Ministerio de la Mujer puede convertirse en un elemento fundamental para la salvaguarda de la mujer, eso quiere decir que, entre otras, puede intentar plantear políticas públicas a partir de esquemas que tiendan a resguardar a la mujer de la vulnerabilidad, desde el punto de vista social, un ejemplo entre muchos son las guarderías, donde el Estado puede reducir ésta vulnerabilidad, al quitarle una carga a la mujer, para que ella pueda producir, lo que se convierte en un elemento social fundamental que se llama seguridad, pero que tipo de seguridad, seguridad social. Si podemos enfocar éstos esfuerzos desde el punto de vista de la mujer soltera, ella podrá ver resueltas otras necesidades, como el sustento de los hijos.

Pero en lo que respecta a la tarjeta solidaridad, que ésta tenga un refuerzo fundamental sobre el monto que es asignado a la mujer que si tiene marido, porque aunque es pobre también, es diferente, en el sentido de un mayor grado de dificultad de sobrellevar un hogar siendo pobre y sin pareja. A partir de estos conceptos se pueden desarrollar y manejar muchísimos temas desde el punto de vista de lo que es la seguridad social, que es un elemento fundamental de la seguridad y si hay seguridad social también se convierte a la vez, en un elemento fundamental de la seguridad pública y ciudadana porque va a repercutir en los elementos de la reducción de violencia, porque es una madre que va a tener hijos más bien conducidos, más bien educados, más bien correlacionados. Es bien amplio este concepto y se puede llevar a ámbitos extraordinarios.

Como se ve no se debe reducir el tema seguridad, hay que sacarlo de la policía, de los soldados, de la escopeta, del revólver, de la macana, del carro rondando para cuidar la calle. El concepto es mucho más amplio que eso. No se puede reducir el tema al «tigueraje», al arrebato del teléfono, a la muerte del ciudadano indefenso en la calle para quitarle algo, esos son elementos incluso reducidos de lo que es seguridad.

Tenemos que ver la seguridad como un concepto muchísimo más dinámico y amplio de lo acostumbrado. Es muy importante, porque la misma es integral y multidimensional lo que la lleva a ser multisectorial, y por lo tanto son muchos los sectores que tienen que vincularse para que esto tenga repercusión, porque si no, no funciona el concepto de seguridad, por aquello de que las soluciones multidimensionales requieren respuestas multisectoriales y así es la seguridad.

FOTO DE ALFREDO DE LA CRUZ

@AlfredoDLaCruz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*