Internacionales

Marine Le Pen se opone a las sanciones energéticas contra Rusia

La candidata a la presidencia de Francia, Marine Le Pen, que se enfrentará al actual mandatario, Emmanuel Macron, en la segunda vuelta de las presidenciales el próximo 24 de abril, se ponunció en contra de las sanciones a las exportaciones de los recursos energéticos rusos, una medida que ya ha sido adoptada por Estados Unidos y Reino Unido en respuesta a las acciones militares de Moscú en Ucrania, pero que todavía no ha secundado la Unión Europea, que depende, en gran medida, de los suministros rusos.

 

«Me acabo de posicionar sobre las sanciones relativas a la energía, porque no quiero que los franceses carguen con el peso de las consecuencias de las decisiones que pretenden poner fin a las importaciones del gas o petróleo, porque sé qué consecuencias conllevará eso», declaró Le Pen en una entrevista concedida a France Inter.

 

Al mismo tiempo, la rival ultraderechista de Macron subrayó que está a favor de «todas las demás sanciones» contra el Kremlin, y subrayó que no tiene ningún problema con ellas. «No estoy a favor de levantar las sanciones contra Rusia», aclaró Le Pen.

 

En la primera vuelta de las presidenciales en Francia, que se celebró el pasado domingo, Macron obtuvo un 27,85 % de los votos frente al 23,15 % de la exlíder de Agrupación Nacional.

 

El actual presidente parte como favorito en las encuestas, pero, a diferencia del año 2017, cuando Macron adelantó a Le Pen con un amplio margen en la segunda vuelta, esta vez las proyecciones reducen considerablemente la brecha entre los dos candidatos. De cara al próximo balotaje, Macron decidió meterse de lleno en su campaña para asegurar los votos de más franceses ante una contienda electoral que se antoja más difícil.

 

Por otro lado, en rueda de prensa este miércoles, Le Pen afirmó que Francia  abandonará el mando integrado de la OTAN si logra la victoria en el balotaje programado para el próximo 24 de abril.

 

«En cuanto termine la guerra ruso-ucraniana, haré todo lo posible por acercar estratégicamente a la OTAN y a Rusia. Es en interés de Francia y Europa, pero también de EE.UU., que no tiene ningún interés en que surja una estrecha unión chino-rusa», añadió.

 

Según la política, la salida de París del comando integral «reforzará» a la Alianza Atlántica. «Con su disuasión independiente, la Francia no alineada representa una amenaza para los enemigos del campo occidental que es aún más eficaz porque no está alineada con Estados Unidos e introduce una importante duda disuasoria en los cálculos de cualquier adversario», recalcó.

 

Por otra parte, la ultraderechista subrayó que el bloque comunitario necesita una «transformación» de la UE en «una alianza europea de naciones», detalla Quest France.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar