Home / Opinion / Mitos sobre la Constitución de los Estados Unidos

Mitos sobre la Constitución de los Estados Unidos

foto-de-la-constitucion-de-estados-unidos1

La Constitución política de los Estados Unidos de América fue proclamada el 17 de septiembre de 1787, lo que significa que recientemente dicha Carta Magna cumplió 230 años de entrar en vigencia. La Constitución estadounidense es la constitución política de mayor antigüedad que jamás ha sido modificada en sus 7 artículos originales. La constitución de los Estados Unidos fue erigida sobre los principios de la libertad individual, que es una característica singular del pueblo estadounidense. También está constituida sobre la base de la separación de poderes, donde estos sirvan de contrapeso para salvaguardar las libertades del pueblo. Este principio fue inspirado en los valores de la ilustración enarbolados por Montesquieu.

 

A pesar de que la Constitución de los Estados Unidos es una constitución modelo en el mundo occidental y que ha servido de soporte para el desarrollo institucional del coloso de norte que le ha permitido ser una nación de leyes. Dicha constitución a lo largo de la historia ha sido víctima de mitos infundados por la interpretación que algunos le dan a la misma. Por ejemplo, la franja liberal en la política estadounidense argumenta que la Constitución estadounidense en su versión original (ya que en 1865 se agregó la Enmienda 13 que abolió la esclavitud), es pro esclavista y racista. Sin embargo, en ninguna parte de la Constitución estadounidense se clasifica a las personas por el color de su piel, raza o etnia.   

 

Otro de los mitos mal infundados acerca de la Constitución de los Estados Unidos, es la famosa cláusula de las 3/5 partes que muchos lo ligan al concepto de la raza, pero en realidad tiene que ver con la asignación de la representación de los estados y los niveles de tributación de los mismos. En otro tenor, la Constitución política de los Estados Unidos tampoco indica que sólo los hombres blancos que tenían propiedad eran los únicos facultados para ejercer el derecho al voto. De hecho, en 10 estados de la Unión se le permitía votar a los afroamericanos en los años de la creación de los Estados Unidos y de la adopción de la Constitución.  

 

Otro argumento falaz que a diario vociferan los entes del espectro liberal en los Estados Unidos sobre la Constitución es que esta en su esencia es sexista. Al contrario, la Constitución política garantiza protecciones básicas a los hombres y mujeres por igual. Lo que pasa que en la época en que se redactó la Constitución de los Estados Unidos era común escribir utilizando el pronombre El, en referencia a las personas en sentido general, independientemente del sexo. En otras palabras, la Constitución de los Estados Unidos no le da más derechos al hombre que a la mujer. Un ejemplo de ello, es que en el estado de New Jersey las mujeres votaban tan temprano como el año 1797.   

 

 

Decir que la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos es la rama del gobierno que más poder exhibe, es otro de los mitos que por lo general son expuestos por los representantes del liberalismo político. Como expuse al principio del artículo, bajo la Constitución de los Estados Unidos los tres poderes del Estado son iguales, porque los padres fundadores de los Estados Unidos entendían que darle mucho poder a una rama del Gobierno, es una clara amenaza a la libertad del pueblo. Y para finalizar todos los servidores públicos de los Estados Unidos incluyendo al propio presidente están llamados a interpretar, aplicar y hacer cumplir la Constitución, y no simplemente diferir a las cortes todos los problemas constitucionales.

 

Lic. Julio Eduardo Díaz Sosa

       Economista y Financista

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*