Home / Opinion / Oposición tayota?

Oposición tayota?

Nélsido Herasme EN SACO

Por Nélsido Herasme.

La carestía de los precios de los productos de consumo estratégicos de la población, con énfasis en los plátanos y el pollo, acompañado de la crisis sangrienta a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) fueron los principales detonantes de fin de año que en un momento motivaron a dominicanos a pensar que es mejor abrocharse una tayota sin sabor, que continuar saboreando el amargo trago que representan los peledeísta en el poder.

Aun sin oposición política, pende de un hilo la permanencia en el estado del PLD.

La organización de la estrella amarilla se diluye en el firmamento, esperándole otra crisis, no se sabe de qué magnitud, para buscar el candidato sustituto del fenecido Juan de los Santos, en el municipio  Santo Domingo Este.

El próximo 15 de mayo del 2016, la gente podría estar escogiendo entre  un alimento amargo y otro que no tiene sabor, olor ni color.

Hay firmas encuestadoras que tan solo están a la espera de un aplauso al mandatario para endosarle y publicar por todos los medios al servicio del gobierno el 80% de la preferencia del electorado.

No es posible que la gente perciba palpe en el tren oficial un escándalo tras otro y que la oposición ni siquiera se entere.

No hay alegatos que justifiquen el silencio de la oposición ante la subida exorbitante de los precios de los productos de primera necesidad, la lucha  a muerte que libra el PLD en su seno, el auge de la criminalidad y sus secuelas de sicariato y violencia generalizada, la corrupción rampante en el sector público y el desplome del sistema judicial de la República.

La oposición tayota lo único que ha hecho es aprovecharse de la postura y pronunciamiento sobre la corruptela del gobierno, por pate de la embajada  de los Estados Unidos, del mantenimiento de la cadena humana contra la impunidad que promueven sectores de la sociedad civil y del demoledor  informe de “Barómetro Empresarial”.

Sin poder aprovechar los  errores del gobierno, a la oposición también le espera momentos de dificultad interna, porque teniendo las posibilidades de escoger a sus candidaturas congresuales y municipales, lo único que ha hecho es jugar a la tardanza y dedicarse hacer el papel del 911, recogiendo heridos provenientes del litoral del partido que ostenta el poder.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*