Home / Opinion / Artículos / Para tratar de concienciar a ambas partes: contribuyentes y autoridades

Para tratar de concienciar a ambas partes: contribuyentes y autoridades

FOTO DE ROLANDO FERNANDEZ

Tributar no es malo, lo que se haga con los recaudos logrados sí, cuando estos no son administrados y dirigidos hacia los sectores que se supone procede hacerlo, disponiendo los políticos de esos dineros como a ellos les venga en gana

Todo ciudadano debe estar consciente sobre la necesidad de sus aportes tributarios al Fisco, en términos de que el Estado, en nuestro caso, por ejemplo, pueda cumplir con sus funciones administrativas, como el costear los requerimientos más apremiantes de la sociedad nacional.

El no ir en esa línea, ocasionalmente, como el convertirse en evasores y “elusionistas”, consuetudinarios, ya sean personas físicas o jurídicas, tiene varias razones. Entre ellas están: el uso indebido de los ingresos estatales por tal concepto, según dijéramos más arriba; como, las reciprocidades políticas con los sectores pudientes para liberarles de algunas cargas relativas, retornándoles favores, lo cual provoca el tener que castigar a los de abajo, buscando la compensación necesaria; abusándose de lo que menos pueden, lo cual crea enfados y negativas en muchos de los contribuyentes esperados.

Amén de que esos regalos a los patrocinadores de campañas electorales hay que tratar de evitarlos, todo el que paga impuestos a nivel social, de alguna forma debe ser reciprocado por el Estado. De aquí que, se debe estar repitiendo lo expresado por el señor Pepín Corripio, reaccionando frente al discurso reciente del Director de la DGII nuestra, ante la Cámara Americana de Comercio, aunque todos entienden en este país, que él no deja de beneficiarse, cuando de pagar atenciones políticas se trata.

Veamos: “los impuestos se convierten en muy benéficos según el destino que se le dé a ese dinero. La calificación de los impuestos que son de rigor y que todos los Estados deben cobrar, debe estar acompañada de un uso adecuado y prioritario de esos fondos en beneficio de las clases sociales que más necesitan”. (Periódico “HOY”, del 1-9-17, pag. 3E).

Eso hay que seguir repitiéndolo con cierta frecuencia, para concienciar a los que gravan tributariamente. De acatarse esa forma de administración y uso de los dineros recaudados, los contribuyentes no se sentirán defraudados, y aceptarán honrar sus responsabilidades en tal sentido.

Autor: Rolando Fernández

www.rfcainemos.wordpress.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*