Opinión

¿Respeto a la disidencia? Donde?

Por: Luisayra Ramirez /

El presidente ha dicho: “He respetado el derecho a disentir del gobierno. A nadie se ha pedido que rectifique en lo que dice”.

No es justo. No. Es un irrespeto a cada periodista perseguido, a cada medio de comunicación extorsionado, a cada ciudadano reprimido. Es falso alegar que se ha respetado la disidencia, mientras se asumió persecución y espionaje contra nuestros jueces, contra los políticos de oposición y contra todo el que pudiera asumir una postura diferente a la que quería el gobierno.

Durante muchos años, no se nos garantizó uno de los presupuestos básicos de la democracia: la libertad de expresión.

Jueces victimas de persecución por no ceder a los caprichos de un gobierno borracho de poder. Periodistas que debían elegir entre olvidar la esencia y la ética que les daba su profesión, o ser atropellados y sacados de los medios por mantener una postura diferente. Ciudadanos reprimidos, con el temor de tener que enfrentar a quienes pisoteaban sus derechos y libertades. Funcionarios públicos que por el solo hecho de emitir una opinión distinta, eran destituidos de sus funciones. Miles de empleados públicos amenazados con ser cancelados si no apoyaban el partido oficialista.

¿Respeto a la disidencia? ¿Donde?

Y no me extraña, no. No me extraña que el señor presidente, nos mienta en la cara. Eso no es nuevo, estamos acostumbrados. Lo que no entiendo, es porque en vez de negar lo obvio, no opta por mostrar las pocas luces que tuvo su gobierno, y prefiere continuar ofendiendo la inteligencia de una sociedad que lo vio todo.

Sería más inteligente, resaltar sus obras, sus logros y así, por lo menos evitar que lo maltratemos en sus últimos dos días de gobierno, o mejor aún, ganarse al menos un poco de nuestro respeto, un poco de todo el respeto que le perdimos desde que convirtió el estado en cómplice y socio de los caprichos más bajos y perjudiciales para el pueblo dominicano.

Sería más inteligente tratar de opacar el dolor que sentimos los dominicanos por el irrespeto en qué ha incurrido el gobierno, a los ideales de nuestros libertadores.

Pero no. No puedo pedir humanidad y respeto a alguien que no ha tenido ninguna de las dos durante años. Evidentemente, nuestro presidente ha terminado mal. Tan mal que quiere convencernos de las cosas que no nos entregó, y que nos correspondían.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar