Home / Opinion / Artículos / San Cristóbal y sus aportes a las gestas independentistas y de restauración de la RD

San Cristóbal y sus aportes a las gestas independentistas y de restauración de la RD

Por: Emmanuel Solano/

 Emmanuel Solano

Al conmemorarse el 153 aniversario de la Guerra Restauradora este 16 de agosto es oportuno resaltar el coraje, la valentía y la entrega de los hombres y mujeres de la común o provincia de San Cristóbal para que hoy podamos tener un país libre y soberano como lo idearon nuestros patricios.

Son muchos los historiadores que han expresado que sin la participación del bastión de esta heroica provincia la Independencia Nacional y la Restauración no hubiesen  sido posibles obtenerla.

Aunque solo se mencionan los generales y coroneles participantes en las gestas, no es menos cierto, que participaron muchos soldados que no son mencionados en la historia, según nos relata el doctor Ramón Puello Báez.

Entre los comandantes de esta provincia que con honor y arrojo hicieron que fuera izada la bandera nacional figuran los generales José María Cabral y Luna (presidente de la República en dos ocasiones), Aniceto Martínez, Elías Piña, Antonio Duvergé, Desiderio del Pozo, José del Carmen Reynoso, Basilio Urbaez y el Coronel Toribio Agüero, entre otros.

Debido a los aportes de este pueblo heróico y que hoy se levanta como el ave fénix el seis de noviembre de 1844 se convirtió en “Ciudad Benemérita” al votarse en su suelo la primera Constitución de la República Dominicana y fue declarado por el gobierno restaurador como bastión inexpugnable .

Ciudad benemérita quiere  decir que merece premio, agradecimiento o estimación por sus servicios. Y es por eso que se usan las frases siguientes:”beneméritos ciudadanos; beneméritos religiosos”.

Hoy al arribar al 153 aniversario de la gesta gloriosa de la Restauración los sancristoberos y el pueblo dominicano en sentido general rinden honor a todos los hombres y mujeres que lucharon para que la República Dominicana retome su independencia.

Ayer los sancristoberos y el resto de valientes dominicanos lucharon con pocas municiones, con pocas armas y en desventajas con los soldados reales y sus aliados criollos, pero henchidos  sus corazones del amor patrio inspirado por el patricio Juan Pablo Duarte, en tanto que hoy no luchamos con las armas, sino que nos empoderamos para devolverle el esplendor, la seguridad y la limpieza de la ciudad, y en la consecución de una sociedad  y de una patria  de mayores oportunidades para todos.

¡ Arriba San Cristóbal!.

¡Viva la República Dominicana y honor a nuestros restauradores!

 El autor es periodista y abogado

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*