Home / Opinion / TREMENDA EVIDENCIA PERSUASIVA

TREMENDA EVIDENCIA PERSUASIVA

FOTO DE ROLANDO FERNANDEZ

 Independientemente de cualquier simpatía de orden político que se pueda tener, para cualquier simple observador, el proceso electoral dominicano próximo pasado, es obvio que estuvo preñado de irregularidades y desorganización obvias.

De ahí la poca confiabilidad que ha revestido el mismo, incluso con respecto a los tres niveles de votación, presidencial, congresual y municipal, por lo que difícilmente se pueda arribar a la publicación de escrutinios fiables, como a la proclamación de candidatos realmente beneficiados.

Las tantas protestas, movilizaciones sociales acres, osadas, los incendios de recintos electorales, como las negativas de los aspirantes opositores a reconocer los resultados que viene ofreciendo la Junta Central Electoral (JCE), que aún carecen de oficialidad plena se entiende, a pesar del tiempo transcurrido ya, como los tantos tropiezos hechos públicos, y para lo cual ese organismo finalmente tendrá que condicionar de manera efectiva a la población, en pos de evitar desbordamientos de consideración, dicen lo que  realmente ha habido, como la percepción generalizada que se tiene en torno a dichos comicios.

Pero además, cuando uno se encuentra en la prensa local con publicaciones tales, proveniente del mismo órgano  de arbitraje: “Anulan un tercio de mesas en SDO”, acompañada de una pequeña reseña así: “Una resolución anula sufragios para elegir diputados en 170 de las 491 mesas y en 38 para elegir al senador”, ¿qué se puede pensar persuasivamente hablando, con respecto a todo el proceso eleccionario en general? (Periódico “HOY”, del 27-5-16).

Obviamente, lo que entienden las grandes mayorías nacionales, exceptuando a los loadores pagados, como a los beneficiados en lo personal, o  lo grupal, en el sentido de que todo resultó ser un “tollo”, con deliberadas componendas, e intenciones muy marcadas. ¡Difícil que eso se pueda rebatir!

Otros aspectos importantísimos que se desprenden de lo pasado en tenor de lo que se trata, el recién torneo electoral dominicano, lo es  en primer lugar, que las elecciones presidenciales, congresuales, y las municipales tendrán que ser de nuevo separadas, por la tan fea experiencia que ha quedado como referente. ¡Quizás la peor entre tantas anteriores!

En consonancia con eso, que nosotros aún no estamos preparados para que tales eventos electivos juntos se lleven a cabo. Y, segundo, que tampoco, y como forma de evitar mayores complicaciones, para la  adopción de sistema electrónico alguno a regir en el marco de los mismos. ¡Queremos ser demasiado esnobistas sin poder! Para todo hay que crear previamente las “plataformas”, o bases debidas propiamente. Aquí queremos correr, sin antes aprender a caminar.

Autor: Rolando Fernández

www.rfcaminemos.wordpress.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*