Home / Opinion / ¡Un Alcalde real!

¡Un Alcalde real!

FOTO DE JESUS M. GUERRERO

¿Qué es un Alcalde?, es la persona que preside un ayuntamiento y es la máxima autoridad gubernativa en el municipio. También puede definirse de la siguiente manera, es el presidente de cada distrito, y en su grado jerárquico, por tanto es el delegado en el orden administrativo.

Son los representantes del Poder Ejecutivo en materia municipal, según el artículo 60 de la ley 176-07, sobre el Distrito Nacional y los municipios de fecha 17 de julio del 2007, el Alcalde posee 29 atribuciones. Algunas de las cuales son:

Representar al Ayuntamiento en los actos públicos organizados por este, dirigir la administración de la Alcaldía y la organización de los servicios distritales.

¿Cuál de los servicios distritales se cumple a cabalidad por parte de esta administración municipal?, porque si por algo brilla este gobierno municipal es por su incapacidad, que es bastante evidente.

También dentro de estas funciones se encuentran, asistir y participar con voz en las sesiones del Concejo Municipal, dirigir, impulsar e inspeccionar las obras y servicios distritales. Ejercer la dirección de la seguridad ciudadana, así como proponer el nombramiento y sanción de sus miembros.

En mi opinión una de las más importantes, es la de convocar las consultas populares locales en los términos previstos en esta ley y el período de exposición pública a la población de las  resoluciones que lo ameriten y las que estén especificadas en la presente ley o cualquier otra norma que defina obligaciones al respecto.

Adoptar, en caso de catástrofe o de infortunios públicos o grave riesgo, las medidas necesarias, urgentes y adecuadas, informando las mismas al Concejo de Regidores en la primera sesión que celebre.

¿Cómo definiríamos infortunios públicos?, es un estado o situación desafortunada. No podríamos decir que las inundaciones provocadas por las lluvias en los sectores marginados y en gran parte de nuestras principales avenidas, son desgracias para los residentes que son afectados por estos charcos.

¿Cómo podría cumplirse con las consultas populares?, escuchando a las comunidades que conforman nuestra ciudad. Pero durante 14 años de gestión municipal, las juntas de vecinos han sido lanzadas al olvido.

No hablemos de representar a la Alcaldía en los actos públicos, porque estaríamos obligados a recordar la bochornosa “graduación” de Quisqueya Aprende Contigo y todos sabemos lo degradante que fue para todos los dominicanos.

Proteger a los munícipes ante graves riesgos, la falta de alumbrado en nuestras calles, constituye un peligroso ambiente para los ciudadanos. Porque hemos quedado como presa fácil para los desaprensivos sociales, sin embargo tenemos un parque de luces que funciona una vez al año.

Durante 14 años dirigiendo los destinos municipales, los residentes de la ciudad no hemos sido informados de ninguna resolución municipal, ni nada por el estilo. No se puede exigir cumplimiento de normas, cuando estas no se dan a conocer.

Parece ser que para el actual edil, las funciones y atribuciones del cargo que ostenta y para el cual aspira otro cuatrienio, le han quedado grandes. No ha podido dar respuesta ante la problemática que afecta a la ciudadanía durante 14 años al frente de la Alcaldía del Distrito Nacional.

Peor aún, ni siquiera exhibe una propuesta municipal, absolutamente nada.

¿Qué puede ofrecer si durante 14 años los problemas de basura, alumbrado, drenaje pluvial y demás, no han sido solucionados?

El aspirante al mismo cargo, David Collado, ha dejado una consigna clara, la cual comparto: “14 años son suficientes y 18 serían demasiado”.

Un plan municipal acorde a su eslogan de campaña, emprende el cambio. Con el emprendedor es posible emprender un nuevo modelo de ciudad que tanto necesitamos los capitaleños.

Por fin nuestra urbe tendrá un Alcalde real.

Por; Jesús M. Guerrero

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*