Home / Opinion / Un fenómeno llamado Jacqueline

Un fenómeno llamado Jacqueline

Desde el año 1998 he participado activamente en el mundo de la política. Durante estos años he tenido el privilegio de apoyar a muchos candidatos a Diputados, teniendo la buena suerte por la gracia de Dios, de que todos han resultado triunfadores.

Foto de Rafael Marcano

A pesar de estos triunfos, nunca antes fui testigo de una candidatura que despertara tanta pasión y cariño como lo está haciendo la candidatura a Diputada por la Circunscripción No.1 del Distrito Nacional de Jacqueline Ortiz.

Es sorprendente ver la cantidad de personas que la acompañan en cada una de sus actividades. Sus demostraciones de fuerza la han convertido en la nueva fuerza determinante en esta circunscripción No.1 del Distrito Nacional del Partido de la Liberación Dominicana.

Como siempre pasa en la vida el éxito de Jacqueline no ha caído bien en algunos sectores. Para algunos su éxito es fruto de la buena suerte; otros lo atribuyen a su condición de esposa del Ministro de Hacienda, Simón Lizardo. Quienes así piensan no hacen más que demostrar su mezquindad, ya que pretenden desconocer el trabajo que ha venido realizando Jacqueline Ortiz a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana. Jacqueline ha entregado más de 30 años de su vida al partido morado. Ha siso militante, dirigente, Presidenta de Comité de Base y Presidenta de Comité intermedio de dicho partido. Ha sido escogida como Regidora en dos ocasiones, siempre siendo la más votada en esos procesos. Se presentó como candidata al Comité Central y nuevamente volvió a ganar, siendo la más votada localmente.

Cuando el éxito es constante en la vida de una persona es casi seguro que no se deba a la suerte, y mucho menos a la condición de ser pareja de alguien. El éxito siempre acompaña a los que trabajan de buena fe, sin hacerle daño a nadie; acompaña a quienes trabajan con seriedad y respeto. El éxito acompaña a los que brindan su mano amiga al necesitado, a los que utilizan el poder alcanzado para hacer el bien. El éxito acompaña a los que ponen el corazón en cada proyecto y se entregan a los demás poniendo todo su corazón. En Jacqueline se encuentran todas estas cualidades, de ahí que el éxito siempre este de su lado.

Estoy convencido que este proceso electoral dejara muchas cosas positivas al país, una de ellas será la integración plena de Jacqueline Ortiz al escenario político. Sin temor a equivocarme puede asegurar que Jacqueline Ortiz está llamada a convertirse en una figura de primer orden a lo interno del PLD y de toda la clase política nacional.

La población no es tonta y sabe cuando algo bueno se aproxima, de ahí la sensación que tienen de que estamos viendo solo el inicio de un fenómeno llamado Jacqueline.

Por Rafael Alfredo Marcano Guzmán

Facebook: Rafael Alfredo Marcano Guzmán

Twitter: @RalfredoMarcano

Instagram: rafaelmarcanog

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*