La Opinión

El país está mal, pero va bien

El país está mal, es cierto. Decir lo contrario sería una falta de respeto al pueblo que sufre las consecuencias de la crisis sanitaria y económica. ¿Qué país del globo terráqueo podemos decir que está bien? Creo que ninguno. Unos mejores que otros, es verdad, pero el mundo está en un momento difícil fruto de la pandemia del coronavirus y sus secuelas. La primera tarea de la humanidad es enfrentar la pandemia, lo cual tiene un costo muy alto, principalmente para los más pobres, los del tercer mundo. Fíjense como China ha vacunado a más de mil millones de sus habitantes, Estados Unidos ha hecho lo mismo con su población en un tiempo récor; más de 300 millones. Y así van las naciones desarrolladas, no así las subdesarrolladas que no tienen laboratorios ni dinero suficiente. El caso de la República Dominicana -hay que decirlo- es distinto. El gobierno del presidente Luís Abinader ha enfrentado la pandemia con bastante acierto. Lo reconocen los organismos internacionales. No hacerlo sería injusto. Politiquería barata y mezquindad. El gobierno ha gastado una fortuna comprando las vacunas chinas, ingleses y norteamericanas, a precio de mercado. Nadie las regala. El sacrificio ha sido enorme. Abinader ha puesto la salud del pueblo en primer lugar porque sabe que sin un pueblo sano no será posible volver a la normalidad en todos los órdenes.

 

Ahora bien, la oposición, sobre todo el Partido de la Liberación Dominicana trata de sacarle provecho político a la crisis culpando al gobierno cuando sabe perfectamente que no es cierto. En Estados Unidos el costo de la vida se ha elevado como no lo hacía en los últimos diez años. Ese fenómeno se ha producido por igual en Europa, América del Sur y en todo el hemisferio. Nuestro país no escapa a esa situación inflacionaria. Sin embargo, el gobierno ha estado buscando soluciones para evitar la carestía de los artículos de primera necesidad, que en efecto se han disparado.

 

El país está mal, es verdad, pero estaría mejor, en medio de la crisis, si la mayoría de los funcionarios del pasado gobierno no se hubieran robado más de cien mil millones de pesos todos los años. El PLD hipotecó el país y luego se lo robó. Con los 800 mil millones de pesos que el PLD se robó solo en ocho años estaríamos bien. (Mejor que Lola antes de la tres de la tarde)

 

El país no puede estar bien si el PLD lo quebró, lo dejó prácticamente en ruinas. Claro que estamos, con una crisis económica que atenta contra la gobernabilidad, la estabilidad y la paz social, a lo que los dirigentes de ese nefasto partido le quieren sacar beneficio político. El PLD arruinó el país con su hipercorrupción. Ahora pretende culpar al PRM.

 

Pero para desgracia del PLD el país va camino a su recuperación económica gracias a los ingentes esfuerzos del gobierno racionalizando el gasto, invirtiendo correctamente el dinero, combatiendo la corrupción, saneando la nómica pública, y modernizando el Estado para que deje de ser fallido como lo fue durante los 5 gobiernos de ese inescrupuloso partido. La economía va bien. Y si la economía va bien, el país también. Los expertos nacionales y extranjeros dicen que crecerá entre un seis y un siete por ciento. Pronto toda la población estará vacunada, el país abierto dentro de un clima democrático, con una justicia que pretendemos sea independiente. El pueblo dominicano saldrá adelante a pesar de los pesares, incluso, a pesar de los dirigentes del PLD, muchos de los cuales deberían estar hablando desde Najayo o desde el 15 de Azua, incluyendo a su expresidente Danilo Medina. (¡El país está mal, pero va bien!)

Por JUAN T H

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar